Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
EDITORIAL

Reunión del padre de Ricardo Harex con obispos

Por La Prensa Austral viernes 15 de junio del 2018

Compartir esta noticia
211
Visitas

El 19 de octubre de 2001 se perdió el rastro de un joven estudiante salesia-no. Han pasado casi 17 años y este caso sigue sin esclarecerse en Magallanes.

Desde un primer momento, una de las líneas de investigación estuvo centrada en la posible participación de personeros de la Iglesia Católica. De hecho, una de las búsquedas y excavaciones se realizó en un lugar de retiro de dicha confesión religiosa en Punta Arenas.

Las sospechas volvieron a resurgir cuando, años después, se registró el suicidio del religioso Rimsky Rojas, en medio de acusaciones de vejaciones sexuales en su contra.

Hoy, con una Iglesia Católica remecida por la creciente lista de abusos sexuales en que están involucrados sacerdotes y religiosos, no parece tan peregrino pensar que puede tener asidero el supuesto vínculo de estas conductas deshonestas con la  desaparición de Harex.

Con la esperanza de hallar alguna ayuda cierta, Sergio Harex, el padre del joven estudiante del Liceo San José, se entrevistará hoy en Osorno con los representantes del Papa Francisco, quienes desde el martes están en Chile para escuchar nuevos testimonios de abusos sexuales cometidos por sacerdotes.

Los emisarios papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu se informarán de los pormenores de este caso, que ha ameritado infructuosas investigaciones judiciales. Derechamente, Sergio Harex expondrá sus aprensiones sobre la eventual participación de Rimsky Rojas en el caso de su hijo.

Así como hay cientos de feligreses que están esperando una real limpieza y regreso de los sacerdotes de la Iglesia Católica a los rudimentos de la fe, las víctimas de agresiones sexuales merecen ser resarcidas.

Ojalá, sea la oportunidad para que se entreguen todos los documentos e información que tiene la estructura eclesial sobre el caso Harex para que se logre esclarecer qué le pasó a este joven, cuya causa pendiente es un verdadero oprobio para la orden salesiana, los católicos, en general, las policías y la justicia regionales.