Necrológicas
EDITORIAL

Salmoneras en Puerto Williams

Por La Prensa Austral viernes 29 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
298
Visitas

En el marco de los 100 años de las relaciones bilaterales entre Chile y Noruega, los reyes de la nación nórdica iniciaron una visita a nuestro país, encabezando una delegación de casi 90 empresarios.

Al nivel oficial, se ha hecho ver que ambas naciones lideran un trabajo internacional en búsqueda de una economía oceánica sostenible, su fortalecimiento y cooperación.

Sin embargo, esta comitiva gatilló una fuerte polémica pues el programa de actividades considera su paso por Puerto Williams y las comunidades australes han considerado esto como la más abierta de las gestiones de cabildeo a favor de las empresas salmoneras tradicionales.

La oposición nativa de la capital de la comuna de Cabo de Hornos ha rechazado abiertamente la instalación de esta industria en su territorio marítimo y en esto han sido secundadas por las ONG que también enarbolan la bandera del medioambiente para oponerse a ésta y otras actividades productivas que califican de depredadoras.

El debate se ha abierto y, como región, es una oportunidad para adoptar definiciones importantes. Por un lado, sopesar el impacto que el desarrollo de éstas y otras industrias puedan tener en el equilibrio ecológico y si, como aseguran los detractores, ello pone en jaque a la Reserva Mundial de la Biósfera. Cabo de Hornos se adjudicó tal calificativo internacional en 2005 y está hoy entre una veintena de lugares del mundo que se consideran incólumes y prístinos.

Por el otro lado, existe una legislación que norma la actividad acuícola y que ha establecido áreas aptas para desarrollarla. Las empresas del rubro han solicitado y recibido un número de concesiones según dicha ley y han adaptado sus procesos productivos a las nuevas exigencias.

Ya la región dio una gran batalla cuando se concordó relocalizar aquellas AAA que estaban dentro de los parques nacionales, siendo esto respetado por las salmoneras.

La pregunta que Magallanes se tiene que hacer es: ¿Pueden una región y una comunidad vivir sólo del resguardo del medioambiente o debe proteger su diversidad, pero permitir, a la vez, que haya empresas productivas y de servicios que coexistan y que potencien un mayor desarrollo?