Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez
EDITORIAL

Salmonicultura: la llegada a Magallanes de la mayor firma chilena

Por La Prensa Austral lunes 4 de junio del 2018

Compartir esta noticia
253
Visitas

El desarrollo del rubro acuícola salmonero ha tenido altos y bajos desde que comenzara a desplegarse en la zona sur del país. Hoy es el segundo sector exportador  y ha convertido a Chile en el segundo productor de salmones a nivel mundial, abasteciendo su producción a más de 70 mercados en el orbe.

Las principales crisis se sortearon cuando geográficamente los centros de cultivos estaban concentrados en las regiones de La Araucanía, Los Lagos y Aysén. Sin embargo, la gran mortandad de peces, la contaminación ambiental y la transgresión de la normativa vigente que quedó al descubierto fueron hechos que ensuciaron la reputación de esta industria y alteraron la percepción ciudadana respecto de este rubro.

Fue en medio de las referidas crisis sanitarias que las empresas comenzaron a mirar hacia Magallanes como la zona de expansión natural y es así como se ha observado en los últimos años un mayor dinamismo del rubro en la región, con nuevos actores y con inversiones importantes.

Pero hasta la semana pasada aún se podía estimar que llevaría más años para que las empresas se expandieran más en la zona. Sin embargo, el sector dio una señal muy potente cuando la principal compañía nacional, AcquaChile, adquirió la totalidad de Salmones Magallanes y Pesquera Edén, sellando con ello su ingreso a nuestra región.

La lectura es sólo una: la salmonicultura se convertirá en breve en una industria muy relevante en Magallanes. Ello demandará que la ética de los empresarios sea férrea y que los organismos fiscalizadores cumplan cabalmente con su misión de velar porque el desarrollo de este sector se ciña a las normativas sanitarias, medioambientales y de seguridad.

Igualmente, esta señal tiene que alertar a nuestros parlamentarios para que haya una legislación adecuada que permita la coexistencia de la salmonicultura con otras actividades en la zona y para que no se dañe el patrimonio natural y el prestigio de región prístina que hace que Magallanes atraiga a turistas y científicos de todo el mundo.