Necrológicas
  • Ana Julia Berrios
  • Juan Castillo Valdebenito
EDITORIAL

Servicio de recolección de los residuos domiciliarios

Por La Prensa Austral sábado 30 de septiembre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
290
Visitas

Precedida de rumores en tal sentido, esta semana se confirmó lo que todos temían: el desistimiento, por parte de una empresa capitalina, de hacerse cargo de la licitación del servicio de recolección de la basura que le había adjudicado la municipalidad de Punta Arenas.
Este proceso -que tanto da de qué hablar en casi todas las comunas del país- también se ha complejizado en Magallanes y, lamentablemente, entró en esta dinámica de licitaciones mal levantadas o adjudicadas bajo fuertes cuestionamientos.
Por ello, era esperable que la nueva administración municipal aspirara a marcar la diferencia con su antecesora, pero no lo logró, luego de que DMO Motion no entregara la boleta de garantía de operación del servicio en el plazo estipulado en las bases.
Se debe valorar el rápido accionar municipal en cuanto a dejar sin efecto la mentada adjudicación y privilegiar al oferente que había quedado en segundo lugar, esto es, asignar el contrato a la empresa Areas Verdes.
La compañía efectuará el servicio de recolección de residuos sólidos por casi $10 mil millones en los próximos seis años y su representante se comprometió a comenzar a operar a partir del 1 de noviembre.
Es entendible que, al tratarse de contratos tan millonarios, siempre sea reñida toda licitación. No obstante, ello impone a los profesionales y técnicos que redactan las bases y levantan los concursos que sean más pulcros y eficientes en su trabajo, a fin de no dar espacios para la polémica, las conjeturas y las impugnaciones del proceso.
Al tratarse de un servicio fundamental tanto para las arcas municipales como para la vida y belleza de la ciudad, tiene que haber esmero y acciones certeras, que permitan garantizar a todos los habitantes la corrección del proceso licitatorio y la transparencia de éste.
A la vez, es del mayor interés de todos -vecinos, autoridades y sector comercial y turístico- que la empresa a la que se le adjudicó el servicio lo realice de manera eficiente, atendiendo todas las nuevas necesidades que en tal sentido impone una ciudad que está en franca expansión.