Necrológicas
  • María Mónica Mena Arenas
  • Margarita Alvarez Mascareño
  • Marcos Santiago Nikovic Jaksic
  • Teresa Segovia Oyarzún
  • Jorge Díaz Cárdenas
  • María Dorila Díaz Barría
EDITORIAL

Servicio militar femenino

Por La Prensa Austral viernes 15 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
44
Visitas

Dentro del Estado chileno se han definido diversas obligaciones tendientes a que cada habitante aporte al desarrollo, engrandecimiento y resguardo del país. Entre éstas, está el deber militar, entendido por éste el conjunto de obligaciones establecidas para los ciudadanos chilenos y que se refieren al cumplimiento del servicio militar, la participación en la reserva y en una eventual movilización.

Estos procesos siguen en curso pues siguen vigentes los paradigmas del Estado y la seguridad de éste y pese a que las Fuerzas Armadas y de Orden -al igual que otras instituciones permanentes- es-
tán en entredicho por aspectos de ética profesional, episodios de corrupción y el reciente pasado relativo a los atropellos perpetrados durante la dictadura. Estos episodios, sin embargo, no representan a la totalidad de los integrantes de las FF.AA. y las policías.

En este contexto, se ha optado por alentar la voluntariedad para que los jóvenes participen, entre otros, en el servicio militar, el cual también ha abierto sus puertas a las mujeres, sumándose al cambio cultural que está viviendo nuestro país.

Fue el Ejército la primera institución de los organismos armados que permitió el ingreso de las mujeres a sus filas, proceso que se repite este año.

El servicio militar femenino es completamente gratuito y a este proceso pueden ingresar todas aquellas jóvenes que tengan entre 17 y 24 años, a fin de inscribirse para cumplir con él en alguna de las tres ramas de las Fuerzas Armadas.

En Punta Arenas, ya se ha presentado una docena de mujeres interesadas en cumplir este servicio. El contingente requerido es de 436 conscriptos, de los cuales 373 vacantes son para hombres y las otras 63, para féminas.

El ingreso de la población femenina a las FF.AA. y de Orden es otro paso más que, aunque costó, se ha dado y que refleja cómo se está avanzando hacia una real incorporación femenina en todas las instancias de la sociedad.