Necrológicas
  • Ximena Cárcamo Maldonado
  • Lucinda Gutiérrez Opazo vda. de Pérez
  • José Onofre Díaz Vivar
  • María Sonia Mansilla Macías
EDITORIAL

Tendencia al alza de conductores ebrios

Por La Prensa Austral viernes 13 de abril del 2018

Compartir esta noticia
62
Visitas

El alcoholismo y la ingesta desmedida de bebidas espirituosas es uno de los problemas que tiene Magallanes y que, pese a estar identificado, no ha sido posible contener.

Esto tiene graves consecuencias en la salud de la población y la descomposición familiar. El alcoholismo está detrás de las estadísticas que ponen a Magallanes como una de las regiones con mayor número de casos de violencia intrafamiliar y abusos de menores.

También está teniendo efectos negativos en el ámbito de la seguridad pública, pues, pese a que hace unos años recrudecieron las penas para las personas sorprendidas conduciendo tras haber consumido bebidas alcohólicas -la conocida Ley Emilia-, se ha vuelto a perder la intimidación del agravamiento de las sanciones.

Esto claramente explica por qué diariamente se registran numerosos accidentes de tránsito, los que terminan con lesionados de diversa consideración tanto entre los conductores y/o ocupantes de los vehículos como en peatones. Destrozos de señaléticas, postes de luz, mobiliario público y casas son otras de las consecuencias de esta conducta irresponsable.

El consumo de alcohol está detrás de casi todos los siniestros de tránsito que terminan con personas muertas o gravemente lesionadas.

Carabineros ha expresado su inquietud por el aumento en el registro de conductores ebrios, llamando la atención que durante el primer trimestre de este año se incrementó el número de conductores detenidos respecto de igual período de 2017.

Si bien la policía no descarta que esta alza se deba a que han sido más frecuentes las fiscalizaciones, no deja de ser cierto que los choferes regionales persisten en manejar ebrios y, por el contrario, no se aprecia que los magallánicos hayan tomado mayor conciencia sobre dicha irresponsabilidad.

La extendida aceptación social del temprano inicio en el consumo de alcohol de niños y adolescentes, la actitud contumaz de demasiados conductores de beber y seguir usando sus vehículos y también la gran cantidad de locales que obtienen patente para vender bebidas alcohólicas son algunos de los factores que deben ser tomados en cuenta a la hora de querer abordar este problema en forma más integral.