Necrológicas
  • Clorinda “Tita” Cárdenas vda. de Ojeda
  • Gladys del Carmen Cortez Nola
  • Walter Segundo Emmott Ronfeltd
  • Ana Delia Unquén Levín
  • Eduardo Canales Verdejo
  • Gladys Jara Ovando
EDITORIAL

Tenencia responsable de animales

Por La Prensa Austral lunes 12 de febrero del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
89
Visitas

Dentro de los múltiples problemas que tiene la ciudad, el municipio de Punta Arenas ha buscado hacerse cargo de la presencia de perros callejeros y el peligro que ello reviste desde el punto de vista de la salud pública.

De hecho, el Programa “Yo Aperro” iniciado en 2009 ha tenido una amplia valoración ciudadana junto con la implementación del canil municipal, pues han provisto de soluciones objetivas a esta problemática.

Con el primero, se ha podido instalar microchips a los animales, conformar el Registro Canino Municipal –obligatorio desde la promulgación de la “Ley Cholito”- y practicar esterilizaciones masivas (ya se han realizado sobre 18 mil), como una forma de controlar la natalidad de estos animales.

La existencia del canil también ha favorecido el retiro de los perros que vagabundean por las plazas y calles, sin que haya un dueño identificado que se haga cargo.Todo aquello ha implicado un gran esfuerzo en términos de inversión y del trabajo de los funcionarios, pero no se podrá avanzar más si no se incorpora con mayor ahínco el concepto de tenencia responsable de mascotas, asunto en el cual se tiene que formar a los vecinos, pues no están resultando tan obvias las disposiciones sobre el cuidado de animales.

Hace unos días, una postal fue decidora, cuando llegaron más de cinco mil turistas a la ciudad: cientos de visitantes sorteando los perros callejeros para poder tomarse una fotografía al pie del monumento de la Plaza de Armas.

Toda acción municipal requiere el respaldo de los vecinos. Sin él, no habrá inversión, operativos ni infraestructura pública que puedan aminorar ostensiblemente los problemas ni proveer soluciones objetivas y definitivas.

Amar a los animales es más que una moda. El cuidado y la tenencia responsable de mascotas tiene que ser compatible con la higiene, la salud pública y la seguridad de las personas.