Necrológicas
  • María Mansilla Argel
  • Edith Lorca de González
  • Ximena del Rosario Cárcamo Maldonado
  • María Isabel Barrera Tapia
  • Cirilo Oyarzo Pérez
EDITORIAL

Terminal rodoviario

Por La Prensa Austral sábado 13 de julio del 2019

Compartir esta noticia
59
Visitas

El proyecto de dotar a la ciudad de un terminal rodoviario sigue esperando que un gobierno se digne a ejecutarlo.

Falta de decisión, indiferencia o carencia de visión han impedido que la capital regional cuente con una infraestructura digna y adecuada para recibir o despedir a los pasajeros que en número creciente arriban a nuestra ciudad. Los turistas, con excepción de dos empresas de buses, descienden en la calle con el riesgo de ser atropellados o de sufrir el hurto de alguna de sus pertenencias, sin contar la exposición a un clima cambiante y riguroso.

El ingreso de turistas a la región muestra un crecimiento sostenido, tendencia que debiera mantenerse en el plazo más inmediato.

Durante el tiempo han sido muchas las ideas que han fracasado. Entre ellas, se recuerda una propuesta de la Empresa Portuaria Austral y también un intento municipal por asumir esta obra.

Al menos, en este gobierno, se dispone del estudio de prefactibilidad del terminal para Punta Arenas, cuya prioridad, para su construcción, la tiene el pasaje Retiro, de tres opciones analizadas. Y, es que la ubicación del predio, en el acceso norte de la ciudad, facilita mucho el ingreso y salida de buses al sector, evitando con ello circular por vías que se encuentran colapsadas de vehículos, con un parque automotor que crece y crece y que a la fecha supera los 60 mil automóviles.

El contar desde ya con un informe técnico, ahora resta que el gobierno regional priorice el diseño de este proyecto y asuma la construcción del rodoviario.

Y, es que muchos no entienden que a estas alturas, cuando se han priorizado tantos otros proyectos, ninguna administración de gobierno haya tomado la decisión de ejecutarlo.

Sólo cabe esperar que esto avance para transformarse en una propuesta concreta y que en definitiva salde una deuda de arrastre con usuarios del servicio de buses interprovincial e internacional, y los miles de visitantes que se van de Punta Arenas sin la mejor imagen al no disponer de las comodidades que ofrecen otras ciudades turísticas.