Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
EDITORIAL

Turismo y patrimonio paleontológico regional

Por La Prensa Austral martes 31 de julio del 2018

Compartir esta noticia
95
Visitas

Mientras Conaf, diversas instituciones científicas
dedicadas a la investigación y fundaciones están buscando desarrollar planes de gestión para los parques y reservas naturales de la zona, surgen nuevas propuestas y posibilidades para atraer a un mayor número de turistas.

Una de las aristas novedosas se relaciona con promover internacionalmente a nuestra región como un lugar atractivo para practicar buceo, lo que se une al ya bastante desarrollado turismo de intereses especiales en torno al territorio antártico.

En paralelo, una nueva mirada a la Patagonia chilena permite cambiar los paradigmas del turismo convencional, gracias a la valorización del patrimonio paleontológico, que cada día cobra mayor importancia frente a la comunidad científica internacional y hoy brota como un manantial.

De la mano de universidades extranjeras y de expertos, investigadores regionales han ido realizando diversos hallazgos en las últimas décadas que permiten reescribir la historia magallánica y hacen que nuestra región cobre mayor peso en este campo tan selecto, pero, a la vez, tan fascinante.

Está claro que no se trata de un turismo masivo, pero sí de la llegada acotada de visitantes, profesional e intelectualmente más doctos, que podrán apreciar dicho patrimonio y la riqueza escondida.

A la vez, surge la necesidad de educar a los propios habitantes de la región, para que, desde la enseñanza inicial, puedan conocer y aprender a apreciar dicha riqueza.

En tal contexto, es que se valora el trabajo desarrollado por el Instituto Antártico Chileno (Inach), entidad que lanzó recientemente la guía “Patagonia fósil”, que es fruto de la vinculación del trabajo científico con el relato turístico de la región.

Cuando existe inquietud por la saturación de visitantes que está teniendo el Parque Nacional Torres del Paine y el impacto negativo de la sobrecarga turística en otras zonas, siempre se tiene que considerar que el turismo de intereses especiales o científico implica permanencias más largas y aporta más recursos por cada visitante que aquellos programas destinados a públicos masivos.