Necrológicas
EDITORIAL

Un sano y respetuoso intercambio de pareceres

Por La Prensa Austral martes 1 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
Visitas

Toda etapa de de-finiciones políticas previo a un período electoral tiene momentos de álgido debate y de inter-
cambios de pareceres. Ello es un ejercicio propio y esperado, pero siempre es esperable que se realice con altura de miras.
Ello es lo que ha sucedido, en cierta forma, con una serie de columnas y opiniones emitidas en los últimos días respecto de lo que los militantes históricos de la Democracia Cristiana esperaban de la pasada Junta Nacional, en cuanto a las definiciones que esta instancia debería adoptar.
En esta sana expresión de pareceres, muchos políticos de fuste buscaron ir a los fundamentos de la DC, para pedir que ésta adopte decisiones que lleven al partido a retomar su sitial de referente que ha sido capital en la construcción de la democracia antes y después del golpe militar.
Sin embargo, el desenlace de la Junta Nacional no gustó a todos y, ciertamente, una de las personas más dolidas con lo acordado fue la propia timonel y carta presidencial, la senadora Carolina Goic. Ella misma lo reconoció hidalgamente, cuando calificó lo sucedido como un “duro golpe” para el partido y en lo personal.
De ahí en más, se desencadenó un ambiente de gran tensión y hasta el propio esposo de la senadora salió al paso con una carta abierta que tituló “No a los maltratadores”, en la que usó durísimos términos, aumentando la discordia interna.
Los seguidores de las redes sociales también fueron testigos de un intercambio de opiniones y diatribas en que se vieron involucrados personeros del gobierno regional respecto de este mismo tema.
Si bien lo expresado fue a título personal, llamó la atención el tono virulento que se usó.
No sólo la DC, sino otros partidos están enfrentando decisiones relevantes y, en esto, quedan muchos dolidos en el camino. Pero, se requiere que cualquier opinión sea expresada con respeto y que se evite caer en las descalificaciones personales.