Necrológicas
  • Alejandro Carlos Mijalic Neracher
  • Olga Nelly Yánez Yáñez
  • Alicia Correa de Peña y Lillo
  • José Guillermo Arancibia A.
EDITORIAL

Una de las ciudades pioneras que eliminó la entrega de bolsas plásticas

Por La Prensa Austral martes 5 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
73
Visitas

– Este domingo 3 de febrero y luego de seis meses en marcha blanca, entró en vigencia a nivel país la nueva Ley de Bolsas Plásticas, donde los supermercados y grandes tiendas, incluidas las de retail, dejarán de entregar y/o vender tales artículos.

Primero fue Pucón, luego Puerto Natales y Punta Arenas, que en razón de sus propias ordenanzas municipales prohibieron la entrega de bolsas plásticas en el comercio.

En nuestra ciudad la medida rige desde enero de 2015, cuando bajo la administración del alcalde Emilio Boccazzi, se implementó la medida inspirada en una iniciativa nacida en la vecina ciudad argentina de Ushuaia, en 2011, donde quedó vedada la facilitación de dichos elementos en todos los locales comerciales, incluso los de tipo biodegradables.

La normativa municipal puntarenense establece sanciones que varían entre los 60 mil y los 200 mil pesos para quienes no acaten la normativa.

Lo anterior, a propósito de que este domingo 3 de febrero y luego de seis meses en marcha blanca, entró en vigencia a nivel país la nueva Ley de Bolsas Plásticas, donde los supermercados y grandes tiendas, incluidas las de retail, dejarán de entregar y/o vender tales artículos.

Lo cierto, es que de inmediato surgieron las primeras voces críticas por parte de la Asociación de Bolsas Reutilizables y algunas municipalidades, frente al impacto que podría tener la medida tanto a nivel ambiental como financiero, puesto que también se prohíbe las bolsas reutilizables con materia prima plástica, siendo éstas la alternativa más sustentable y económica, ya es que están pensadas para ser usadas en promedio más de 125 veces.

Sin embargo, se cuestiona que las bolsas aceptadas serían las de papel, que siguen siendo desechables, ello pese a que esta ley nace con el espíritu de contribuir a la protección del medio ambiente en el país.

Más allá de estas aprensiones, a nivel local las autoridades han realizado un balance satisfactorio sobre los cuatro años desde la implementación de esta normativa, que procura proteger el medioambiente, especialmente el mar, evitando así el arrastre del plástico hacia el estrecho de Magallanes.

En términos generales, la población comienza a dar muestras de un cambio cultural al momento de realizar sus compras portando sus bolsas reutilizables, todo ello en beneficio de una ciudad más limpia, aunque es menester también arbitrar las medidas necesarias frente al lucro y aprovechamiento del retail en desmedro del sufrido consumidor, al momento de obtener ingresos adicionales al ofrecer una bolsa reutilizable al cliente.