Necrológicas
  • Francisca Javiera Puchi Nahuelquín
  • Ana Delia del Carmen Paredes Aguila
  • Blanca Guillermina Chiguay Cheuquepil
  • Sergio “Monito” Cárdenas Barría
  • Germán Estay Silva
EDITORIAL

Urge elección de intendentes con real poder para los gobiernos regionales

Una treintena de integrantes de la ex comisión asesora presidencial para la descentralización solicitó cambios importantes en el proyecto de ley de reforma constitucional que permitirá, entre otros, escoger a través de sufragio universal a los intendentes regionales.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 12 de junio del 2015

Compartir esta noticia
74
Visitas

Una treintena de integrantes de la ex comisión asesora presidencial para la descentralización solicitó cambios importantes en el proyecto de ley de reforma constitucional que permitirá, entre otros, escoger a través de sufragio universal a los intendentes regionales.
Esto es un nuevo esfuerzo en pro de mejorar la iniciativa legal redactada por el Ejecutivo.
Uno de los primeros requerimientos es que se fijen las urgencias necesarias al proyecto para asegurar que la elección de intendentes se realice durante el actual período presidencial.
El gobierno estableció que este acto eleccionario se realice junto con los comicios presidenciales de fines de 2017. Pero, la propuesta de los expertos insiste en que se debe procurar que esta primera elección democrática de los intendentes se desarrolle con las municipales de 2016. En caso contrario, sugiere que se considere un artículo transitorio que establezca que, si ello no fuere posible, se realice en 2017 “por excepción y única vez”.
También hace sentido otro de los puntos que este grupo de expertos pide modificar, estableciendo dentro de los cambios “imprescindibles” que se dote de verdaderas atribuciones a los intendentes, una vez que sean autoridades elegidas democráticamente.
Resulta absurdo avanzar en la elección popular de los intendentes si no se confieren a ellos facultades reales o si las atribuciones ejecutivas se delegan en otra autoridad.
Por ello, se tiene que radicar la función de gobierno regional en el intendente electo y no en un gobernador central. En el proyecto actual, las atribuciones adjudicadas a esta nueva figura no sólo se sobrepondrían a la del intendente, sino que evitaría una verdadera descentralización al perpetuar la preeminencia del Estado centralizado en el país.