Necrológicas
  • Claudio Alejandro Saldivia Muñoz
  • Juan Orlando Raín Villegas
EDITORIAL

Vacunos y caballares en la ciudad

Por La Prensa Austral miércoles 10 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Una imagen un tanto insólita para cualquier turista debe resultar la de ganado vacuno y caballares merodeando por avenidas y plazas de Punta Arenas.

Aquello -que antes se podía apreciar en sectores más bien periurbanos- se ha extendido por diversos puntos de la ciudad, sin que los propietarios de estos animales parezcan inmutarse.

La municipalidad ha buscado hacerse cargo de este problema, determinando el retiro de estos ejemplares con el apoyo de personal de Carabineros, a través de la patrulla montada de la institución. Hasta la fecha, son más de 30 los caballares que se han sacado de las arterias y espacios públicos, los que se encuentran mientras tanto en un predio de Agua Fresca.

Próximamente, estos animales serán rematados y persiste, no obstante, la preocupación del jefe comunal por el destino de estos caballos, pues nada asegura que las personas que los adquieran vayan a ser los mismos propietarios que los han mantenido irresponsablemente sueltos por la ciudad u otras personas que imiten tal conducta.

Es importante recalcar que en estos casos también opera la tenencia responsable de animales y, por ende, el deber de cada dueño de preocuparse por ellos, mantenerlos en un lugar resguardado y alimentarlos.

La presencia de caballos y vacunos sueltos por la ciudad representa un riesgo para ellos y también para los habitantes de Punta Arenas. Basta recordar el reciente caso de un vecino que tuvo que asistir a una vaca que parió en su patio en el sector sur de la urbe.

También estos animales vagabundos son un riesgo para los automovilistas, sobre todo durante la noche, pues la escasa visibilidad les puede llevar a chocar contra ellos, con todas las consecuencias que un accidente así conllevaría.

Una vez más se debe valorar el esfuerzo de los funcionarios municipales y de Carabineros de realizar operativos de retiro de los ejemplares que deambulan por las calles, pero esto no será suficiente si los propietarios no reaccionan y colaboran con mantenerlos en predios resguardados.