Necrológicas

A prueba de todo

Por La Prensa Austral domingo 1 de julio del 2018

Compartir esta noticia
300
Visitas

Sin tapujos y demostrando que Punta Arenas ya no es la ciudad más conservadora de Chile, cientos de jóvenes asistieron la tarde de ayer a la segunda marcha por el orgullo, en la cual quienes pertenecen al movimiento LGBTI visibilizaron sus derechos exigiendo una mayor inclusión en una sociedad que tiende a discriminar a quien piensa o luce diferente.

Pese a que la comunidad homosexual no es tan mayoritaria en Punta Arenas, a diferencia de otras regiones, muchos ya se conocen y se reúnen a compartir sus gustos en común en los distintos locales nocturnos de la ciudad. Sin embargo, llamó bastante la atención que uno de los bastiones de la marcha fuera un reconocido y versátil reportero radial, quien demostró un desplante único frente a sus pares, con una prestancia y personalidad digna para cualquiera, deslumbrando a los presentes con arriesgadas maniobras de flexibilidad que fueron vitoreadas por la multitud. Sin duda, una total sorpresa para quienes en algún minuto trabajamos con él.