Necrológicas
  • Hernán Guerra Cowell

Casa de herrero, cuchillo de palo

Por La Prensa Austral domingo 6 de enero del 2019

Compartir esta noticia
920
Visitas

Una divertida situación se vivió el viernes pasado durante la sesión del Concejo Municipal precisamente en el instante en que se discutía sobre la elaboración de la nueva ordenanza de control de ruido, de las quejas de los vecinos, de los problemas de convivencia que esto causaba y que, finalmente, los sonómetros iban a tener que ser adquiridos por el municipio.

El alcalde Claudio Radonich se giró varias veces por el ruido generado por las risas y el alto volumen de unos funcionarios del edificio contiguo, hasta que simplemente interrumpió el Concejo y, amablemente, les pidió que bajaran el volumen.