Necrológicas
  • Haydeé Muñoz Morales
  • Luis Roberto Alvarado Andrade

Casi, casi…

Por La Prensa Austral domingo 26 de junio del 2016

Compartir esta noticia
422
Visitas

Un susto de aquellos pasó el viernes el fotógrafo de la intendencia, Luis “Suspenso” Ojeda, luego que su cercanía con lo animales le jugara una mala pasada en medio del simulacro que se llevó a cabo en Avenida Costanera. El profesional de la cámara comenzó a jugar con un simpático perro que exaltado por las sirenas, luces y el helicóptero, saltaba y ladraba por doquier, arrimándose al antes mencionado, quien devolvió la alegría perruna con una caricia y un breve “tonteo” con el animalito.

Lo que no se imaginó nunca Ojeda era que el simpático perrito pasaría de gentil mascota a tensa bestia, cuando enredó una de sus patas a la correa de su cámara, iniciándose un forcejeo que a nadie dejó indiferente, entre la risa nerviosa del fotógrafo y los aullidos nerviosos del can.

Tal fue el nivel de estrés que alcanzó el peludo -refiriéndonos al animalito- que estuvo a punto de morder al gráfico de Flies, quien sólo alcanzó a ser apretado por las fauces del perrito, logrando justo liberar la cámara, volviendo todo a la normalidad, aunque con las mejillas de Ojeda más rosadas de lo normal.