Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

De todo en Tierra del Fuego

Por La Prensa Austral domingo 14 de junio del 2015

Compartir esta noticia
589
Visitas

El pasado martes autoridades civiles y militares efectuaron una visita a las obras del camino Vicuña–Yendegaia, en Tierra del Fuego. Una emblemática obra en la cual valía la pena estar presente, como fuera comentario de algunos asistentes. El problema es que una vez en terreno llegó el momento de subir por una empinada ladera hasta alcanzar el centro de la senda de penetración.

En ese afán iban los visitantes cuando de pronto el presidente del Consejo Regional, Ramón Lobos sufrió un percance y se dio todo lo que es un abrazo fraterno con la pachamama… cuerpo a tierra (lo que duró unos segundos) cual militar. En tres tiempos se irguió para proseguir con el ascenso… Ahora bien, ¿por qué ir a comprar terreno ahí, cuando minutos antes estuvo en Pampa Guanaco y ahí los están regalando? Bueno… cosas que pasan.

Durante ese ascenso y por cierto bastante más atrás, la representación de CPC subía a tranco lento pero firme (parecía UF). La poca costumbre quizás tuvo por las cuerdas el estado físico de Alejandro Kusanovic quien probablemente habría valorado llegar a la cúspide en uno de sus ferry… y por si fuera poco, colorado ya por el obvio esfuerzo, no alcanzó a llegar donde ya estaban las demás autoridades cuando el mismo core (ahora terrateniente) le dijo en tono de broma: “Detrás del fisco siempre llega la empresa privada”.

Mención honrosa para las cadenas puestas a los neumáticos del bus, para evitar inconvenientes en la escarchada ruta desde la base hasta la senda. Simplemente se soltaron en señal de rebeldía golpeando las latas del vehículo. Unas cuantas detenciones fueron necesarias para reacomodarlas. De cualquier modo, al regreso a la base no se escucharon… ¿quedaron bien, se perdieron o las quitaron? Gran duda.

Y premio de consuelo obtuvo el caso de una torta que fue mostrada a todos los que viajaban a Fagnano. Primero en avión, luego en el bus… viajó cómoda por todos lados pero finalmente de ella nunca más se supo… estuvo mal repartida la torta parece.