Necrológicas

Se fue de negativa

Por La Prensa Austral domingo 6 de septiembre del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

A diferencia de su antecesor en el cargo -el inefable Jaime Mañalich-, el actual ministro de Salud, Enrique Paris, ha impuesto un sello comunicacional más amigable, coloquial y conciliador en sus intervenciones públicas. Nada de ir al choque, ni actitudes rudas o destempladas en el cara a cara con la prensa. Dicen que ese mismo tono, casi fraternal, es el que emplea para relacionarse con el personal que está bajo su mando en el ministerio que encabeza.

Fue así que durante su reciente visita a Magallanes, con ese mismo talante, se entrevistó con la jefa de gabinete de una repartición de Salud regional para, por razones que él estimaba pertinente, pedirle la renuncia, dando por sentado que la respuesta de la funcionaria sería un mero trámite, en el sentido de dar el paso al costado que su jefe le pedía.

Pero dicen que el bueno de Paris se llevó una sorpresa del tamaño de un portaaviones, ya que su subordinada, sin ningún eufemismo y al más puro estilo Stange con Frei jr., le habría contestado que no estaba entre sus planes abandonar el cargo, fundamentándole al titular de la cartera que la labor que ella desempeña es crucial para el buen cometido de esa repartición… Actualmente estaría con licencia médica.