Necrológicas
  • Iris Sonia Astorga Mancilla
  • Leonor del Carmen Campana Barría

Una serie de eventos desafortunados

Por La Prensa Austral domingo 12 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
528
Visitas

Por más de ocho horas se extendió el vuelo LA93 de Latam Santiago – Punta Arenas, el cual despegó desde la capital el domingo pasado a eso de las 20 horas y debía aterrizar en Magallanes a las cero horas. Sin embargo, las inclemencias climáticas y la “tormenta de nieve” que se registraba a esa hora hicieron imposible que el avión pudiera descender, debiendo el piloto tomar la determinación de desviar el trayecto hacia la ciudad argentina de Comodoro Rivadavia.

Casi 80 minutos debieron permanecer los pasajeros al interior de la aeronave en la localidad trasandina, para que recién pasadas las 2 de la madrugada se les informara que por las adversas condiciones había que regresar a Santiago, lo cual se reflejó en los molestos semblantes de los viajeros, entre ellas la del consejero regional Juan Vukusich o del concejal Arturo Díaz, que únicamente debían resignarse ante las circunstancias del momento.

Fue de esta forma que transcurrieron casi otras tres horas más, donde el personal de la aerolínea solamente les ofreció a los fatigados pasajeros “un vasito con agua”, para que por fin el vuelo culminara en la losa del aeropuerto Arturo Merino Benítez, donde por casi 30 minutos tras apagados los motores esperaron los pasajeros a uno de los únicos cuatro buses de acercamiento existentes en todo el terminal aéreo, que los conduciría hasta la sala de retiro de equipaje.

Ya a las 5,30 horas, la impaciencia se tornó en fastidio e irritación, siendo algunas personas trasladadas hasta un hotel emplazado en pleno centro de la capital,  donde para colmo, el conductor del bus se pasó de largo debiendo efectuar sendas maniobras para encontrar un retorno al lugar de alojamiento.

La serie de eventos desafortunados llegó a su fin a las 18 horas del lunes 6 de agosto, cuando  a bordo de un viaje de emergencia los pasajeros pudieron recién volver a Punta Arenas.