Necrológicas
  • Dora Antimán Cárcamo
  • Ramón Almonacid Villegas
  • Palle Nielsen
  • Elisa Kingma Gervola
  • Silvia Alvarado Yáñez

Alegres tardes deportivas desarrolla el Colegio Punta Arenas para estudiantes de prekinder a cuarto medio

Por La Prensa Austral lunes 11 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Clases son dirigidas por los profesores Pamela Altamirano e Ignacio Altamirano

“Zoomate” es el nombre de la actividad, que se desarrolla durante las tardes y que son eminentemente lúdicas y recreativas

Aunque cada vez son más las voces que indican que las clases virtuales no han sido de utilidad y que los estudiantes, en realidad, no aprenden, quizás para presionar con el regreso a las actividades presenciales, pese al riesgo por contagio de Covid-19, en los establecimientos educacionales buscan diversas alternativas para sus alumnos. En el Colegio Punta Arenas, por ejemplo, implementaron un sistema que combina clases con entretención, para aliviar un poco el tedio que implica permanecer encerrados, pese a que la cuarentena se levantó el viernes.

La aplicación virtual Zoom se ha instalado como una de las más importantes en el último tiempo. Por eso, la actividad se llama “Zoomate”, un juego de palabras que invita a incorporarse a esta clase online. Los profesores Pamela Altamirano e Ignacio Altamirano son los encargados de impartirla, en horario de tarde.

“Es parte del programa de clases del colegio. Partimos a la vuelta de vacaciones, antes de eso, Educación Física hacía guías prácticas, evaluadas, recibiendo con mucha flexibilidad, dependiendo de cómo iban adecuándose a este nuevo formato. Nos pidieron hacer videos para los niños, pero encontramos que eso era un poco impersonal. Si bien hay que dar la posibilidad de que los niños hagan actividad física, también es interesante la retroalimentación”, explicó la profesora.

Debido a la cantidad de clases que realiza de manera online el Colegio Punta Arenas, los profesores quisieron variar la clase de Educación Física, a las tardes, “con un formato en que también pudiera participar la familia. Así que dividimos en dos grupos, de preescolar hasta sexto y de séptimo básico a cuarto medio. Nos conectamos los martes de 16 a 17 horas con el primer bloque y de 17 a 18 horas, los más grandes. Ahí la participación es libre, pero los niños se han conectado en su mayoría. Los que no han entrado es porque han tenido problemas de conexión a Internet”.

En tanto, el jueves, se hacen actividades recreativas, a las 19 horas, que se amplían a todo el colegio, por lo que pueden participar profesores, administrativos, directivos, entre otros, “con el objetivo de reunir a la familia en torno a actividades relacionadas con la música, un formato como tipo show, pero también se hacen actividades físicas, como competencias, y lo que se pueda hacer en familia, en casa, solamente por la motivación. Es como un programa en vivo. Mi colega Ignacio Altamirano edita los videos, para motivar a través de las redes sociales, y como son desafíos, todos están basados en lo que a los niños les gusta, es pensar en que están aburridos en casa y en este formato de clases online de Matemática, Lenguaje, y hay que sacarlos un poco de eso, que no se nos depriman. Por eso tratamos de hacer cosas que los motiven”, desarrolló la docente de Educación Física.

Pamela Altamirano reconoce que son los más pequeños los más entusiastas, los que más se conectan a las clases con cámara, “porque está la opción que de que no abran su cámara web, por un tema de privacidad. Estamos con un formato libre y vamos chequeando los nombres y la participación, y como esto va día a día variando, puede que la próxima vez sea con asistencia o alguna otra evidencia de que estén participando. Creo que esto irá creciendo, a medida que se vayan comunicando entre ellos y cuenten de qué se trata”.

En lo netamente deportivo, la actividad de los martes incluye calentamiento con música, que dura 8-10 minutos y variamos entre zumba, bodycombat, en básica y media. Posteriormente, se trabaja con grupos musculares, utilizando botellas con agua, pelotas de calcetines, palos de escoba, peluches, para hacer trabajos abdominal-dorsal. Después se hace un trabajo de coordinación, con materiales y sus alternativas. Las actividades son cronometradas y como la plataforma es multimedia, los niños saben que tienen que hacer una determinada actividad a mayor intensidad en, por ejemplo, treinta segundos; descansan, elongan, y retoman. Al final, se hace una actividad de vuelta a la calma. “Nos acercamos a la pantalla, vamos corrigiendo, avisando del tiempo, alentando; todas actividades que no se logran enviando videos o mandando guías, entonces nos ha resultado muy bien y los comentarios que nos han entregado son súper buenos, porque algunos papás entran a las clases y participan”, indicó Pamela Altamirano.