Necrológicas
  • Andrés Gatica Poblete
  • Raúl Hernández Navarro
  • Cristián Mateluna

Conquistaron Córdoba y ahora apuntan al Mundial de Cancún y a Brasil

Por La Prensa Austral lunes 2 de diciembre del 2019

Compartir esta noticia
286
Visitas

Equipo de Pom Pon del Colegio Pierre Faure

Entre el 14 y el 18 de noviembre participaron en el Torneo Universal Dance, donde fueron campeonas en la categoría infantil y además, obtuvieron el premio a la mejor coreografía extranjera

Después de mucho esfuerzo y trabajo, superando incluso los inconvenientes que provocó un extenso viaje en bus, el equipo de Pom Pons del Colegio Pierre Faure, conquistó un importante título en Córdoba, Argentina, que les dio el pase para dos eventos mundiales, en México y Brasil, para 2020. El representativo estuvo conformado por 26 estudiantes, de tercero a sexto básico, más una estudiante de segundo medio, bajo la dirección de la profesora Verónica Ampuero Oyarzo.

El Torneo Universal Dance se realiza desde hace diez años, y en esta ocasión, se desarrolló del 14 al 18 de noviembre, con diferentes disciplinas y competidores de Colombia, México, Uruguay, Brasil, Paraguay, Argentina y Chile.

El equipo magallánico fue campeón en la categoría infantil en la disciplina de Pom pon, lo que les valió la clasificación al mundial que se desarrollará entre el 24 al 28 de junio de 2020 en la ciudad de Cancún. Además, lograron el premio a la mejor coreografía extranjera de su bloque, que les otorga la posibilidad de participar en el intercambio cultural que se realizará en Brasil, entre el 20 y 25 de mayo.

Para este campeonato internacional, el equipo estuvo trabajando desde marzo en una coreografía especial, ya que como explicó la profesora, “el esquema duró 2 minutos 34 y el mínimo para competir era 2 minutos 30, y en Punta Arenas, o en Chile, los campeonatos piden, como base, 2 minutos a 2 minutos 15 como máximo, entonces tuvimos que hacer una rutina más larga de lo acostumbrado y fusionar las dificultades de los esquemas para que sea más atractivo, tenga más recursos y mejor ejecución también”.

Todo esto no hubiera sido posible sin la disposición de las niñas, que forman un grupo excelente, al decir de los encargados. Y entre ellas mismas, se nota esa unión.

Valentina Sánchez Ampuero va en segundo medio y es la mayor. Se incorporó este año colegio y practica danza desde los 9 años. Respecto de sus compañeras, opina que “son geniales, son secas, todas hacen algo que las destaca, y verlas haciendo lo que les gusta, es genial”. Algo similar opina Mayra Aicón Saldivia, de sexto básico y que practica desde primero: “Encuentro que lo más importante para un grupo de baile es que somos muy unidas, nos complementamos entre todas, y si no fuéramos amigas, sería una cosa muy distinta”.

Un viaje agotador

A pesar de la concienzuda preparación, tuvieron que afrontar un obstáculo importante previo a su competencia. Tras arribar a Santiago, la delegación de 73 personas se dividió y un grupo viajó en avión y otro cruzó la cordillera, en bus. Por tierra iban 20 de las estudiantes. La profesora Verónica Ampuero, relata que “llegando casi a la frontera, hubo un accidente muy grande y estuvimos paradas desde las 10 de la noche hasta las 7 de la mañana, para poder recién ir hacia la frontera. En Casas Viejas, en el paso Los Libertadores. Así que todo ese tiempo tuvimos que esperar en un Servicentro. Cuando llegamos a la frontera, era una fila interminable para entrar a la aduana. Estuvimos cinco horas esperando, porque por suerte, nos hicieron pasar. Llegamos súper tarde, como a las 2 de la mañana del viernes y competimos a la 1 de la tarde. En la frontera aprovechamos de entrenar, en las alturas, algunas se apunaron, en total fueron como 32 horas de viaje, con todo lo que pasó. A la vuelta se hizo corto en relación a la ida, aparte que íbamos felices. Igual toda esa experiencia nunca la van a olvidar, aparte que se portaron súper bien”.

Al respecto, Dayana Vera, comenta que “fue muy cansador, no alcanzamos a ensayar, tuvimos que hacerlo en la frontera, además el calor fue muy sofocante, cuando ensayamos nos afectó”.

Pese a ello, quedaron fascinadas con la experiencia. Aghata Yáñez Saldívar indica que “me emocioné mucho, porque no pensé que íbamos a ganar, y que vayamos a otra competencia, a Cancún, nunca habíamos viajado tanto, Santiago y después Puerto Montt. Yo llevo cuatro años en pom pons, me gusta porque me enseñan cosas nuevas y vas aprendiendo más, y conoces compañeras, nos llevamos muy bien”.

Para Paula Navarrete Gallardo, “fue una experiencia increíble, súper bonita, porque nunca habíamos llegado tan lejos en pom Pons. Fue muy bonito llegar a ganar, había varias competencias, y muchas pensamos que no íbamos a ganar, por el nivel que tenían, al final fue una sorpresa, nos largamos a llorar”.

En tanto, Pamela Saldivia recuerda que “me gustó demasiado viajar, fue una experiencia competir con personas que no conocíamos, y nos apoyaron harto. Empecé desde primero básico, así que llevo seis años. Mi mamá me puso porque era el único Acle que había, y me empezó a gustar”.

Buscando apoyo

El miércoles, la delegación fue recibida por el alcalde Claudio Radonich y el Concejo Municipal y posteriormente, por el intendente, José Fernández. En la ocasión, el club presidido por Jorge Teneb Riveros aprovechó de solicitar apoyo de parte de las autoridades para afrontar los desafíos internacionales a los que clasificaron, gracias al enorme esfuerzo desplegado, tanto de parte de las niñas competidoras, como de sus familias, que tuvieron que meterse la mano al bolsillo y organizar múltiples actividades para financiar los viajes de este año.

“En marzo había muchas más niñas en el equipo y con el tiempo fueron dejando algunas, porque los entrenamientos eran los sábados en la mañana. Además, los papás tenían que hacer beneficios y también porque iba a significar un costo monetario importante solventar los gastos, no solamente para ir a Córdoba, sino también en el campeonato previo, donde clasificamos, y que fue en Puerto Montt. Entonces hemos ido a dos eventos este año y eso implican muchos fondos”, reconoció Verónica Ampuero.

A su vez, Teneb, acompañado de la tesorera Jessica Peralta Espíndola, explicó que llevan trabajando desde hace tres años para que las niñas puedan competir en distintos eventos, tanto regionales como nacionales. Por eso, recalca el agradecimiento “a los papás y las familias del equipo, sin el apoyo de ellos, no se podrían conseguir estos logros, porque el viajar a competir afuera, tiene un costo importante. Creemos que entre Puerto Montt y Córdoba, en total fueron como 23 a 25 millones de pesos, el cual, el 80% de esa plata sale de las familias de cada una de las niñas, entonces el porcentaje es bastante alto”. Y para el viaje a Cancún, programado para marzo, estiman que la inversión se triplicará.

Es por eso que la tesorera Jessica Peralta afirma que “hacemos el llamado empresas y privados, para que cuando nos vean en sus oficinas, nos reciban y nos pueda dar un aporte, porque la ayuda de cada uno de ellos es importante para poder cumplir el proyecto y que podamos viajar, y obviamente que las autoridades nos apoyen cuando presentemos los proyectos, nos guíen. Todos se alinearon a este campeonato, el colegio en general, los niños, compañeros, los apoderados, centro de alumnos, todos en pos de este objetivo”.

Es por eso que finalmente agradecieron, en primer lugar, al colegio y a su rectora, Pilar Bahamondez; al centro de padres y apoderados, a Gabriela Saldivia y profesores; alumnos, apoderados y familia. Asimismo, a las empresas Atlantis, Cometsu, Maqsa, César Serón; colaboradores de Salcobrand, Bar 80, el local Muchachas, Transportes Vojnovic, distribuidora Lago Blanco, Quincho Kadas, Casa Cuevas, distribuidora Memo, colaboradores de Cruz Blanca, Marino Muñoz Agüero y Avelardo Merino Ibarra.

Fotos Gerardo López / Cedidas