Necrológicas
  • José Cárcamo Galindo

Escuela de Fútbol Patagonas tendrá su estreno en campeonato a disputarse en Puerto Natales

Por La Prensa Austral jueves 14 de noviembre del 2019

Compartir esta noticia
335
Visitas

Comenzaron a trabajar en septiembre

Formado por 26 niñas de entre 7 y 15 años, entrenan en la cancha de la Liga Popular bajo las órdenes de la profesora Katherin Carrillo y de la ayudante Stefani Abarzúa

Aunque estamos en noviembre, el frío nunca se va de Punta Arenas. La semana pasada fue una prueba de ello. Aunque el termómetro marcaba 5 grados centígrados, en la cancha de la Liga Popular estaba como para tiritar.

Nada de eso le importó a las jugadoras de la Escuela de Fútbol Patagonas, que con alegría y entusiasmo continuaron sus entrenamientos con miras a su debut, el 16 de noviembre próximo en un campeonato que se desarrollará en Puerto Natales. Bajo la atenta mirada y corrección de la profesora de Educación Física, Katherin Carrillo y de su ayudante, Stefani Abarzúa, 26 jugadoras, de entre 6 y 15 años, aprenden y se divierten sobre la cancha sintética.

Este grupo se formó al alero de Patagones, la original escuela para varones, que incorporó a algunas niñas entusiastas. Sin embargo, el creciente interés hizo que se abriera esta versión para niñas.

“Es la primera participación que tenemos, y en futbolito en diciembre habrá partidos de exhibición con colegios, porque no hay muchas escuelas femeninas. Se trabaja más futsal, yo trabajo más futsal en colegios, por eso me buscaron, era formativo. Hay niñas que han jugado, alumnas que tuve en el colegio y que han llegado buscando continuar en el fútbol, porque está partiendo”, partió explicando Katherin Carrillo. La profesora destacó que “ahora hay un interés mayor, en los Juegos de la Araucanía es primera vez que participamos como región y las niñas ven eso como una expectativa y proyección para poder continuar. Ahora tiene continuidad, aparte la selección chilena, todo eso ha movido a que las niñas se atrevan cada vez más a jugar, probar, aprender”, recalcó.

Carrillo valoró también que, a pesar de ser de distintas edades y colegios, “vienen a compartir igual, es un espacio donde tienen un interés común y la afinidad se da de una manera más natural. Ellas se van adaptando bien al frío, hemos entrenado con lluvia, asimilando lo que es la región, que aquí se juega con todo tipo de condiciones, así que vamos a ver cómo se viene. Partimos en septiembre, habíamos pensado orientarlo a niñas más grandes, pero empezaron a llegar las pequeñas, hermanas, y cercanos. Se pueden seguir inscribiendo porque esperamos separar las categorías para poder trabajar de manera más específica, por edades”, invitó la profesora, que entrena los miércoles y sábados.

Promesas y consolidadas

Las más pequeñas del grupo son Martina Sotomayor, de 9 años, Catalina Chiguay, de 7 y Valentina Ovando, de 6 años, que para el partido de entrenamiento, fueron enviadas a jugar con los niños de su misma categoría, pues la diferencia con muchas de sus compañeras mayores podría ser riesgosa para ellas. No obstante, su entusiasmo es tal que ni siquiera sentían el frío.

Martina Sotomayor, estudia en el Liceo Experimental y confesó que “llevo una semana en la escuela, ya había jugado antes y ha sido muy buena experiencia. Juego desde que era chica y me gusta hacer goles. Me gusta la selección femenina, no me acuerdo los nombres, pero veo los partidos”. A su lado, Catalina Chiguay, estudiante de la Escuela Hernando de Magallanes lleva menos tiempo: “Tres o cuatro días, llegué el miércoles. Llevo jugando desde los 5 años, mi hermano antes jugaba y yo practicaba con él y ahora estoy jugando a la pelota. Todavía no sé dónde jugar, me gusta correr. El jugador que más me gusta es Alexis Sánchez, el arquero y eso nomás. De las jugadoras hay una que ha metido hartos goles, pero no me acuerdo el nombre”.

Y Valentina Ovando, que va en el Liceo María Auxiliadora contó que “mi mamá llamó a la Escuela España, después me inscribieron y así empecé. Llevo todos los días jugando, cuando fui a Natales me ponían adelante, atrás, arquera, de todo, pero me gusta ser arquera”.

Tras la preparación física, se formaron los equipos para el partido de entrenamiento. Una de las más experimentadas es Valentina Delgado, de 15 años, y estudiante del Instituto Superior de Comercio. Ella comenzó a jugar en la escuela de fútbol destinada a varones y ahora es una de las líderes.

“Con los hombres era un entrenamiento más duro, a full y acá yo juego un poco más libre y tengo más experiencia, porque igual hay chiquititas, que están empezando. Con los hombres no cuesta tanto, pero son más brutos, aunque uno aprende más. Eso sí, me ha costado llevarnos con ellas, porque son muy chiquititas y me da miedo jugar partidos y ser brusca con ellas, porque como jugué con hombres, soy más brutita”, reconoció Valentina Delgado, que ocupa la posición de defensa.

Fotos Rodrigo Maturana