Necrológicas
  • Carlos Ulloa Rabanal

Franco Wetzell, una historia de superación para llegar cada vez más lejos

Por La Prensa Austral lunes 13 de julio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Estudiante del Liceo Industrial es argentino, pero ha representado a la región a nivel nacional

En la disciplina de lanzamiento de la jabalina ha cosechado medallas, defendiendo al Club Atlético Maurek, a pesar de vivir en precarias condiciones junto a su familia

Sería muy fácil darle un carácter épico y romántico a la historia de Franco Wetzell, un chico argentino de 15 años, que junto a su familia se estableció en Punta Arenas, hace cuatro años. Podría decirse que pese a que viven en condiciones de mucha pobreza, en la prolongación Capitán Guillermos, ha logrado salir adelante y destacar como deportista, logrando medallas en cuanta competencia interviene. Pero lo cierto es que nadie puede vivir en esa situación en la que muchas personas, no digamos deportistas solamente, se pierden en otros caminos, en apariencia, más fáciles.

Resulta sorprendente que en esas condiciones, en las que no cuentan con agua potable y tienen que juntar en botellas, por poner sólo un ejemplo, Franco Wetzell no solamente pueda salir adelante como deportista, sino también en los estudios, junto a sus padres, un hermano mayor y dos hermanas menores. Pero casi sin darse cuenta, así ha sido para él, que desde hace dos años comenzó a practicar deportes, integrándose al Club Atlético Maurek (concepto que en lengua aonikenk significa “Lejos, más más lejos”).

Seguramente por este nombre, que se ha convertido en un lema para el club, Franco ha encontrado el espacio para desarrollarse y lograr medallas que lucen en su humilde vivienda. “En el colegio (Escuela Hernando de Magallanes) había un taller de atletismo, me metí y el profe me invitó a entrenar al estadio Fiscal. Participo más en lanzamiento de jabalina, donde tengo el récord regional”, destaca de entrada el deportista, ya que sus lanzamientos han llegado a los 40 metros.

Pero pese a todo esto, no ha recibido apoyo de ningún tipo. “Del profesor Daniel Gómez, los profesores del Liceo Industrial también, pero a nivel de autoridades, nada, solamente que tengo el récord. He ido a un Nacional en Santiago, y el resto, competencias acá”.

Obviamente, la pandemia ha impedido que Franco pueda entrenar en el estadio Fiscal, donde están los implementos, y tampoco ha podido acceder a las clases virtuales que se realizan porque, evidentemente, no tiene Internet en su casa. “Entreno por mi cuenta, trotes por acá, de alguna manera tengo que entrenar, no me puedo quedar haciendo nada”, afirmó el deportista, que además, practica rugby en la Universidad de Magallanes, desde hace un año, al que llegó gracias a su hermano mayor. “Nosotros en Argentina ya hacíamos rugby, pero como nos vinimos a Punta Arenas, lo dejamos y hace unos tres años él encontró el club y así llegué”.

Su mamá, Mariela Peletier comenta que “le dieron más posibilidades que en Argentina, acá lo descubrieron y le dieron más futuro”. Pero pese a eso, sus carencias no se pueden soslayar y es así como Franco Wetzell afirma que lo que más necesita es “implementos para poder entrenar, para no estar fuera de forma física cuando llegue el momento de competir”, apunta.

El club Maurek

El profesor de Educación Física de la Escuela Hernando de Magallanes, Daniel Gómez, es el creador del Club Atlético Maurek, que lleva un año de manera independiente, pues, “yo comencé a entrenar en 2004, y estuve con el profesor Herminio Bernales en el club Marisol, y de ahí pasamos a integrar la rama de atletismo del club Geopark, pero como se depende mucho de un directorio general, no se puede postular a proyectos y apoyo. Así decidí independizarme y formar este club, con el que se puede postular a proyectos o acceder a auspiciadores”, resumió Gómez.

La mayoría de los deportistas de este club salieron de la Escuela Hernando de Magallanes, y que continúan desarrollándose una vez que pasan a enseñanza media. Actualmente, son cerca de 25 los estudiantes, de entre 12 y 17 años, los que forman parte del club. “El atletismo tiene de por sí, carreras, saltos y lanzamientos, que es en lo que más me he especializado, ya que he hecho cursos en Ushuaia. Pero en el club hay chicos a los que les gusta más el mediofondo, 600, 800 metros; aunque lo que más tengo son los lanzadores, donde trabajamos en los cuatro lanzamientos: bala, disco, jabalina y martillos. Contamos con materiales propios, a diferencia del estadio Fiscal”, detalló el entrenador.

El profesor Daniel Gómez tuvo que adaptarse, al igual que todos, a hacer clases virtuales, aunque para él, la prioridad la tiene el cuidado de los niños y adolescentes a su cargo. “Pero como la realidad de los chicos es súper variada, como el caso de Franco, no todos tienen los medios. Así que en Google Drive pongo el plan de la semana y subo una serie de videos de técnicas, acondicionamiento. Entonces, cada uno, en la medida que puede, descarga su plan, entonces accediendo una vez al contenido, puede contar con él para armar su plan”, expuso el entrenador, que espera que en septiembre pueda retomarse el entrenamiento, mediante un sistema de turnos y, a fin de año, pensar en algún campeonato local.

Además de Franco Wetzell, en el club destacan, también en jabalina, Daiana Velásquez, que fue campeona en Ushuaia hace dos años. Yessica Centurión es otra promesa, tanto en lanzamiento del disco como en salto largo. “Me interesa que sean multidisciplina, que sepan correr, lanzar y saltar. Entonces ella fue hace unos años a un pentatlón, donde fue décima; al año siguiente fue quinta en disco y el año pasado, como cambió de edad y pasó a la Sub 17, donde se nota más la diferencia”, comentó Gómez.

Pero al técnico lo que más le impresiona es el caso de Franco Wetzell, que “el año pasado fue quinto en el Nacional, lanzando más de cuarenta metros. Tienes muchas condiciones, ganas y disciplina, porque en sus condiciones bastante adversas, demuestra que se puede. Lo veo llegar al estadio en colectivo, o en bicicleta, a veces lo va a dejar la mamá de su polola; las ganas las tiene. El año pasado estaba en la Sub 14 y este año entraba a Juegos de la Araucanía, pero el destino quiso otra cosa”, lamentó el entrenador, aunque para Franco Wetzell, ninguna dificultad es más grande que sus deseos de salir adelante.

Fotos Club Atlético Maurek