Necrológicas

Vivian Fuentes porta el estandarte de la gimnasia rítmica

Por La Prensa Austral martes 10 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Integrante del club Agipa

La estudiante del Liceo Luis Alberto Barrera fue una de las 32 mujeres destacadas por el municipio, en un acto previo a la conmemoración del Día de la Mujer

En el Gimnasio de la Mujer entrenan los días martes y jueves, de 18 a 19,30 horas, los conjuntos de gimnasia rítmica de la Asociación de Gimnasia de Punta Arenas, Agipa, bajo las instrucciones de las entrenadoras Fabiola Urrea (selectivo) y María Paz Vera (semillero). Esta semana, la labor que desarrollan fue reconocida a nivel comunal, a través de una de sus integrantes, pues para el acto de conmemoración del Día de la Mujer, la Municipalidad de Punta Arenas distinguió a 32 mujeres en distintos ámbitos, entre ellas, la gimnasta Vivian Alejandra Fuentes Fingerhut.

Con 17 años, la estudiante del Liceo Luis Alberto Barrera se ha convertido en una de las promesas de la gimnasia artística: “Fue un premio súper lindo, sentirse destacada y representando a más niñas de mi edad, que practican otros deportes. Yo era como la más chica, pero me sentía representando a todas las de mi edad”.

Viñamarina de nacimiento, Vivian Fuentes comenzó a los 9 años en la gimnasia, en su ciudad natal, “y llegué a Punta Arenas en 2016, con 13 años y en marzo de ese año comencé en Agipa. En 2018 fue mi momento, porque acudí a mi primer nacional y en 2019 fui al segundo, donde salí campeona nacional del senior formativo”.

Respecto de sus perspectivas para este año, “como es un nuevo nivel y tengo otros implementos, quiero mantenerme y alcanzar a las que están en este nivel. En gimnasia son cinco implementos: cinta, balón, cuerda, clavas y aro; y este año me toca hacer tres, aro, cinta y clavas, que es mi desafío para este año”.

Vivian Fuentes reconoció que en principio le gustaba el fútbol, pero que prefirió “la elegancia que tiene la gimnasia. Es una mezcla de ballet y mucha expresión. Me ha ayudado a crecer como persona, relacionarme, y ayuda a la concentración, también maduramos más rápido. Somos dos más grandes en el club y acá son más chicas, entonces es como una familia, donde nos apoyamos mutuamente”, finalizó Vivian, cuyo sueño es tener su propio club de gimnasia.

La entrenadora Fabiola Urrea indicó que el grupo selectivo está conformado por 15 niñas, de 10 a 17 años, mientras que el semillero es de 17 a 9 años. El pasado lunes retomaron sus actividades tras el receso de febrero, con miras a las competencias que se iniciarán en mayo a nivel nacional. Sobre el reconocimiento entregado a Vivian Fuentes, opinó que “estamos felices, porque no es un deporte que se destaque mucho y nos sirve para darnos a conocer más. Es una disciplina que combina flexibilidad, fuerza, control, equilibrio y coordinación”, describió.

Fotos Gerardo López