Necrológicas
  • Matilde Cárdenas Santana

Arqueólogos hallan en Egipto una tumba intacta de hace 4.400 años

Por Agencias viernes 21 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
112
Visitas

Un equipo de arqueólogos egipcio halló la tumba en perfecto estado de conservación de un sacerdote que vivió hace unos 4.400 años, durante la Dinastía V del Imperio Antiguo.

El descubrimiento, descrito por un responsable del Consejo de Antigüedades de Egipto como “uno de los que suceden en décadas”, tuvo lugar en la necrópolis de Sakkara, situada a unos 30 kilómetros al sur de El Cairo y donde fueron enterrados durante siglos los más prominentes dirigentes y nobles de Menfis, la capital del Antiguo Egipto.

Según los responsables del Ministerio de Antigüedades, la zona esconde probablemente nuevos tesoros que esperan develar próximamente.

De hecho, la propia tumba de este sacerdote, decorada con preciosos murales que reproducen escenas de su vida y con una treintena de estatuas, incluye cuatro cavidades que todavía están selladas, y que la misión arqueológica espera abrir en las próximas semanas. Su cámara principal tiene una superficie rectangular de 10 metros de largo por 3 metros de ancho, y por fortuna, escapó durante siglos al saqueo de los ladrones.

“Me imagino que todos los objetos se hallarán en esta área… Esta cámara debería conducir al sarcófago del propietario de la tumba”, dijo Mustafá Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades.

El sacerdote, encargado de los ritos de purificación y de la supervisión del barco sagrado, se llamaba Wahtye, y sirvió al faraón Nefirkara Kakai, que gobernó el Antiguo Egipto durante el periodo comprendido entre 2.458 A.C. y 2.438 A.C., poco después de la construcción de las pirámides de Giza.

La tumba contiene tres líneas de jeroglíficos con el nombre y los diferentes títulos del propietario. De acuerdo con el Ministerio de Antigüedades, las escenas recogidas en las paredes de la tumba muestran al sacerdote con su madre, su esposa y su familia, además de otras sobre la fabricación de cerámica, la destilación de vino y ofrendas religiosas. Probablemente, la mayoría de las estatuas halladas en la cámara también corresponden al propio sacerdote o a su familia.

Aparte de su antigüedad, el carácter “único” del descubrimiento reside sobre todo en el perfecto estado de conservación de las pinturas y estatuas de la tumba. “El color está casi intacto a pesar de que la tumba tiene casi 4.400 años”, comentó maravillado Waziri. Efectivamente, las imágenes tomadas en el recinto muestran unos murales de gran colorido y unas esculturas policromadas que han resistido muy bien el paso de los siglos. Las figuras fueron encontradas en el interior de una veintena de nichos escarbados en la roca.

Durante los últimos años, las autoridades egipcias han multiplicado los anuncios de hallazgos arqueológicos de gran valor pertenecientes al Antiguo Egipto. Habida cuenta de la fascinación que suscita esta civilización en todo el mundo, dar la máxima publicidad a estos descubrimientos constituye una estrategia para volver a atraer a millones de visitantes al país.

El sector turístico egipcio sufrió un duro golpe después de la Revolución de 2011 a causa de los repetidos episodios de violencia política, pero durante el último año ha dado claras señales de recuperación.