Necrológicas
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Elba de Lordes Mansilla Zúñiga
  • Abel Garay Bórquez
  • María Ester Martinich Harambour
  • Pedro Antonio Vargas Ojeda
  • Elba del Carmen Gallardo Barría
  • José Luis Oyarzo Remolcoy
  • Adolfo Soto Carrillo

Avanza proyecto para rediseñar las rutas patrimoniales de Puerto Williams

Por La Prensa Austral domingo 15 de marzo del 2020
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

En una ruda iniciativa de la Seremi de Bienes Nacionales, en su afán de rediseñar las rutas patrimoniales en Puerto Williams, envió en una expedición de 7 días a los cuatro arquitectos macrozonales de esa cartera para evaluar, levantar un diagnóstico y generar, a futuro, un diseño de carácter patrimonial de la ruta turística.

Y para eso, El Magallanes se contactó con la arquitecta María José Fernández Aránguiz, una de los cuatro funcionarios que, con mochila y carpa en los hombros, emprendieron el viaje hacia Puerto Williams. En su caso, su periplo lo realizó hacia el lago Windhond, desde el 28 de enero al 4 de febrero recién pasados.

Ante tal desafío, María José aclaró: “Somos cuatro arquitectos macrozonales del Ministerio de Bienes Nacionales y mi competencia es la macrozona austral. Somos analistas de gestión patrimonial y territorio. Tenemos facultades vinculadas con la gestión de inmuebles fiscales de carácter patrimonial, principalmente cultural, histórico y de bienes nacionales protegidos”.

– ¿Qué fue lo que hiciste en esta expedición?

-“Lo que hicimos fue un rediseño de rutas patrimoniales en Dientes de Navarino. Yo participé en la expedición hacia Lago Windhond y el trayecto lo hicimos en 7 días y acampamos 6 noches en la ruta”.

– ¿En qué parte queda esta ruta?

– “Lago Windhond es una ruta que tiene un tramo en común con Dientes de Navarino, porque hasta el campamento de Laguna El Salto es compartido y el lago cruza hacia el otro extremo de la isla, es la costa opuesta a Puerto Williams”.

– ¿Qué te pareció esta experiencia?

– “Nunca había acampado, es la primera vez que hago esta expedición. Tengo algo de experiencia en ruta por mi anterior trabajo en Conaf, entonces por ese lado algo de experiencia tengo, pero es la primera vez que voy a Navarino con este propósito. Esta ruta es más técnica que otras en la región. Lo interesante es que se genera una fuerte oferta turística en Cabo de Hornos por esta ruta de trekking, porque apunta a un usuario más técnico, una oferta mucho más ruda, pero que tiene su encanto. Es uno de los focos que se le puede dar a esta ruta. Todo esto está en proceso de planificación, pero se ha detectado que el usuario es muy distinto a otras ofertas similares en Magallanes”.

– ¿Cuál era el objetivo de este viaje, entonces?

– “Era ver cuáles son los recursos patrimoniales que da el sector, cuales son las mejoras que se pueden hacer al lugar, levantando información técnica de la zona. También la idea es levantar algunos hitos, como infraestructura, todo a modo de diagnóstico. Además, evaluamos los elementos de seguridad, como señaléticas”.

– ¿Fue muy duro este viaje?

“Los primeros días fueron duros, con nieve y granizo, pero repuntó el clima. Tiene su encanto ver el paisaje así, lo importante es ir bien equipado. Es bonito ver el paisaje más salvaje y experimentar lo que es la región”.