Necrológicas
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Elba de Lordes Mansilla Zúñiga
  • Abel Garay Bórquez
  • María Ester Martinich Harambour
  • Pedro Antonio Vargas Ojeda
  • Elba del Carmen Gallardo Barría
  • José Luis Oyarzo Remolcoy
  • Adolfo Soto Carrillo

Chile sería uno de los países más afectados con la desaparición de playas en el mundo

Por Agencias jueves 12 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

La mitad de las playas del mundo podría desaparecer a finales de siglo si continúan las actuales tendencias de cambio climático y aumento del nivel del mar, según un estudio que publicó Nature Climate Change.

El informe indica que si se analiza la longitud total de playa de arena que se puede perder, la zona más afectada sería Australia, con casi 12.000 kilómetros en peligro, mientras países como Canadá, Chile, México, China y Estados Unidos también se verían “muy afectados”, dice el estudio.

Las playas de arena ocupan más de un tercio de la línea de costa mundial, tienen alto valor socioeconómico y proporcionan protección natural ante las tormentas marinas y los ciclones.

Sin embargo, la erosión, el aumento del nivel del mar y los patrones de cambio climático amenazan la línea costera, sus infraestructuras y poblaciones.

Un equipo dirigido por Michaleis Vosdoukas de la Universidad de Delf (Holanda) analizó bases de datos e imágenes de satélite sobre los cambios en las líneas de costas entre 1984 y 2015 para extrapolar tendencias y predecir dinámicas futuras.

Determinaron el cambio de la línea de costa impulsado por factores físicos (geológicos o antropogénicos), el retroceso de la línea de costa debido al aumento del nivel del mar y cómo puede cambiar la erosión debido a las tormentas.

Los resultados señalan que sin medidas para mitigar el cambio climático y de adaptación “casi la mitad de las playas del mundo se sitúan bajo amenaza de extinción a finales de siglo”, destaca Plomaritis, aunque matiza que si se adoptan medidas esa previsión se podría reducir en un 40%.

Al desastre ecológico y medioambiental que esto supone, habría que sumar las pérdidas en términos de valor ecosistémico y los impactos socioeconómicos severos que podrían producirse, especialmente en áreas menos desarrolladas o con una dependencia fuerte del turismo relacionado con la costa, agrega una nota.

El riesgo por erosión es especialmente alto en Gambia y Guinea-Bissau, donde más del 60% de la zona costera de arena puede perderse.