Necrológicas

Japón llora la destrucción del legendario castillo Shuri

Por Agencias sábado 2 de noviembre del 2019

Compartir esta noticia
113
Visitas

El castillo de Shuri, en el archipiélago meridional de Okinawa, en Japón, catalogado por la Unesco como un Patrimonio Mundial, resultó en gran parte destruido por un incendio, anunciaron las autoridades locales.

Ese castillo es uno de los principales elementos de un complejo histórico que se remonta al reino Ryukyu, había sido utilizado a partir del siglo XV.

La estructura de madera destruida era una reconstrucción efectuada después de la Segunda Guerra Mundial a partir de fotografías de los planos de la construcción original.

Imágenes de televisión mostraban enormes llamaradas que devoraban el histórico edificio. De acuerdo con la prensa japonesa, no se registraron heridos.

Horas después parte más importante del incendio ya había sido controlado aunque en las imágenes de televisión aún era posible ver columnas de humo.

“La razón del siniestro aún no ha sido determinada, pero la alarma de seguridad fue activada”, según dijo a AFP Ryo Kochi, un portavoz de la policía de Okinawa.

El fuego se originó “en el templo principal y parece haberse extendido rápidamente a la totalidad de las estructuras del complejo (…) Los bomberos aún están trabajando”, apuntó el vocero.

Mikiko Shiroma, alcaldesa de Naha, donde se sitúa el complejo, dijo sentirse “profundamente afectado por la noticia del incendio en el castillo de Shuri”.

“Ese sitio es un Patrimonio Mundial que representa a Okinawa. La ciudad de Naha hará todo lo posible, todo lo que esté a nuestro alcance” para superar el incendio y enfrentar las consecuencias, apuntó.

En tanto, Kochi añadió hubo un evento turístico que se desarrolló en el sitio hasta el 27 de octubre, y que también se realizaban trabajos de renovación, pero aseguró que era prematuro establecer una relación entre esas informaciones y el incendio.

El castillo ya había sido destruido durante la Segunda Guerra Mundial, y después de reconstruido había sido convertido en un parque nacional en 1992.

Por la fidelidad de la reconstrucción con el diseño original, el castillo había sido inscripto en el año 2000 en el listado de Patrimonio Mundial, en conjunto con el conjunto arquitectónico y otros sitios del reinado Ryukyu en esa región.