Necrológicas
  • Patricio Enrique Furniss Fisher
  • Guillermo Antonio Sepulveda Vallejos

Kazajistán rebautiza su capital con el nombre del último dirigente de la URSS en el poder

Por Agencias jueves 21 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
127
Visitas

Kazajistán rebautizó este miércoles la capital del país, Astaná, con el nombre de pila del ex Presidente Nursultán Nazarbáyev, quien dejó el cargo tras 30 años en el poder.

Nazarbáyev cedió la Presidencia al presidente del Senado, Kasym-Jomart Tokayev, que tras su investidura este miércoles anunció el cambio de nombre de la capital.

Nazarbáyev, el único dirigente de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en el poder sin interrupción desde la disolución del país en 1991, había anunciado su renuncia en un discurso televisado el martes.

Veinticuatro horas después, la agencia de prensa estatal Kazinform informó que “Astaná cambia de nombre oficialmente por el de Nursultán”, una decisión adoptada por el Parlamento a propuesta del nuevo presidente, Kasym-Jomart Tokayev.

Astaná, de 800.000 habitantes, poblada de rascacielos futuristas, surgió en su versión moderna por la voluntad de Nursultán Nazarbáyev, quien en 1997 decidió que fuera la capital en lugar de Almaty, situada 1.000 kilómetros al sur.

La palabra “Astaná” quiere decir literalmente “capital”, y ya había rumores desde hace mucho tiempo según los cuales la ciudad podría tomar el nombre de quien la transformó y modernizó.

El ex Presidente Nazarbáyev conserva sin embargo un importante poder político gracias a una ley votada en mayo de 2018 que le da un estatuto constitucional vitalicio en el Consejo de Seguridad y lo designa “Padre de la Nación”.

Además, su hija, Dariga Nazarbayeva, de 55 años, fue elegida este miércoles presidenta del Senado en reemplazo de Tokayev, que ocupará la Presidencia interina del país hasta la próxima elección presidencial en abril de 2020.

Tokayev, de 65 años, fue investido este miércoles en una ceremonia de gran pompa ante el Parlamento.

En su primer anuncio Tokayev había propuesto que de ahora en adelante la capital se llamara “Nursultán”.

“El mundo fue testigo de un acontecimiento histórico”, declaró el nuevo Jefe de Estado, que saludó la decisión “sabia” del “reformador” Nursultán Nazarbáyev.

“La opinión de Nazarbáyev tendrá una importancia especial, algunos podrían decir prioritaria, en el desarrollo y la adopción de decisiones estratégicas”, dijo el nuevo Presidente.

China, país vecino y principal socio comercial de Kazajistán, saludó la llegada del nuevo presidente Tokayev, al que calificó de “viejo amigo”.

Nazarbáyev, de 78 años, estaba al frente de Kazajistán desde 1989, cuando fue designado primer secretario del Partido Comunista y el país era aún una república de la Unión Soviética.

Conservó el poder tras la independencia, en 1991. Durante 30 años, Nazarbáyev ejerció un control total sobre el país, fue reelegido varias veces por mayoría absoluta y nunca designó claramente a su sucesor.

Al encabezar ahora el Consejo de Seguridad, Nazarbáyev supervisará las fuerzas de seguridad y mantendrá de facto su poder sobre su sucesor. Además, seguirá presidiendo el partido en el poder, el Nur Otan.

“Sigo con ustedes. Las necesidades del país y del pueblo son mis preocupaciones”, dijo el martes Nazarbáyev en el discurso en el que anunció su renuncia.

Kazajistán, un país rico en petróleo y gas y el primer productor mundial de uranio, tiene una superficie cinco veces superior a España o similar a la de Argentina por ejemplo, y es la mayor economía de Asia Central.

Pero desde 2014 este país de 18 millones de habitantes sufre de las consecuencias de la caída de los precios de los hidrocarburos y de la crisis económica en Rusia, su aliada, que provocó la devaluación de su moneda, el tenge.