Necrológicas
  • Ximena Cárcamo Maldonado
  • Lucinda Gutiérrez Opazo vda. de Pérez
  • José Onofre Díaz Vivar
  • María Sonia Mansilla Macías

La teledetección en Chile es desde Magallanes

Por Agencias domingo 16 de junio del 2019

Compartir esta noticia
168
Visitas

Por Lautaro Poblete Knudtzon-Trampe

Hemos leído en el diario El Mercurio de Santiago un artículo titulado “La ciencia chilena está en condiciones de hacer sus propios satélites”, la verdad que esa información demuestra el entusiasmo de un grupo de profesionales  y políticos que han incursionado en un conocimiento muy específico y limitado del área espacial, las tecnologías que se han desarrollado a nivel mundial son de tal magnitud en esta materia que se ha convertido en una de las industrias de mayor dinamismo a nivel mundial es decir que Chile está en el kínder y los países que dominan esta tecnología están en los doctorados de las múltiples tecnologías que conlleva la fabricación  de dicho satélites y la aplicación que se pueden hacer con las variedades existentes para enfrentar las aplicaciones que son de tal variedad, que pueden dar respuesta mejorando el desarrollo económico de una manera increíble, entregando herramientas para el cambio climático.

Hay que tener presente que a fines de este año, Chile va a ser sede de la “Conferencia de las partes en el cambio Climático” (COP25), ocasión en que seguramente se hablará y se mostrarán las herramientas tecnológicas de última generación que se están empleando para el control de este fenómeno mundial.

Los únicos que pueden dar una respuesta en representación de Chile, será nuestra región si es que se lleva adelante el proyecto que presentó la Umag al gobierno regional.

Hay que tener presente lo que se planteó en la Cumbre del Clima de París, la red de satélites de observación de la Tierra es una pieza clave para hacer frente al cambio climático y para implementar las estrategias a seguir.

Destacando que la observación de nuestro planeta desde el espacio es también una oportunidad para los negocios. Los Datos aportados por los satélites dan la posibilidad de que las inversiones obtengan un retorno multiplicado por diez.

Los cálculos económicos realizados por estudios muy reconocidos hablan de que la inversión de un euro se corresponde con un retorno por diez en términos económicos, por los beneficios de la economía asociada a productos y servicios relacionados con los datos de los satélites. Por lo tanto, es la inversión con un retorno de diez.

Hoy en día, la tecnología en órbitas es clave, por ejemplo, en los pronósticos de las cosechas, en la utilización de la tierra y en la observación de la contaminación del aire, ubicando con mucha precisión las fuentes de contaminación por ejemplo en Santiago, Quintero, Talcahuano, etc.

Una herramienta muy útil con numerosas aplicaciones prácticas, como el diseño para tener un buen control de los incendios de los bosques, detección de los relaves debilitados, diseños adecuados en sectores montañosos, que considere no sólo pendientes sino su geología y el comportamiento frente a la nieve y a las aguas mediante simulaciones, lo que permite darle una vida útil y tiempo de uso durante el año que sea el óptimo (por ejemplo, diseño del camino al Beagle).

Herramientas serias para el manejo del sector productivo de salmones, herramienta que no se está empleando en Chile por los productores y los detractores de esta industria alimenticia, que cada día será más importante por los problemas que traerá el cambio climático.

En la minería para hacerla no sólo más eficiente, segura y menos contaminante, sumado a la detección de nuevos lugares donde existan vetas o minerales raros que son de alto valor económico, y en algunos casos los inconvenientes para su explotación

La ayuda para detección de acuíferos, apoyo para el control de quebradas en el norte por efecto del invierno boliviano arrasan poblados, rompen caminos, o como el caso del río de Las Minas en Punta Arenas, cuando éste aumenta su caudal, esto se consigue con la aplicación de una simulación, donde se hace llover a una cantidad de milímetros  que se requiera para ver cómo se comportará el cauce y las zonas que inundarán, tal modo que se pueden determinar las áreas habitadas que serán dañadas.

Proporcionar datos de la evolución de los hielos en los polos, como su grosor y desplazamientos, la evolución de la vida marina sobre ellos, las erosiones sobre islas y continente, la contaminación marina, el control de la pesca.

Es decir, el espacio es la última frontera para estudiar la salud de nuestro planeta y su evolución. Los satélites son la herramienta más precisa para responder a preguntas fundamentales sobre el clima, los océanos, la atmósfera y el interior de la tierra

Esto ha sido visualizado por el área de la Ingeniería de la Universidad de Magallanes, desde hace bastantes años atrás, lo que significó el envío del ingeniero civil eléctrico Carlos Cárdenas Mansilla a realizar un doctorado en estas materias a Alemania, que comenzó a su vuelta a trabajar en el tema aplicándolo en la zona de glaciares.

Teniendo visualizado la necesidad que tienen los casi 700 satélites polares que bajan desde el hemisferio norte, donde existen más de 200 estaciones que bajan la información y ayudan al control de órbita y no existiendo una estación civil del Estado chileno como debiera ser en el lugar más adecuado con que cuenta el país, donde se concentra el paso de ellos en Punta Arenas, y la necesidad de que esta información se baje antes que pase sobre el polo sur, apoyándose en la fibra óptica, lo que permitirá transmitir las imágenes en minutos a todos los países que están necesitando de este servicio.

Esto trae como consecuencia un contacto con las empresas de satélites, que están interesadas que esta información se use. Para esto la Umag proyectará con el apoyo de varios países realizar cursos para profesionales de todo el país de las más diferentes disciplinas para que aprendan a utilizar esta información, el satélite entrega un 25 % y un 75% se realiza en tierra.

La universidad presentó un proyecto al gobierno regional para concretar este proyecto, que convertirá a la región en un centro nacional e internacional de aplicaciones científicas, para el desarrollo económico de la región  y el país al mismo tiempo para enfrentar desastres y el cambio climático, envió a doctorarse en estas materias al ingeniero civil eléctrico Earling Jonhson Gavilán, y al mismo tiempo para adiestrarse en el manejo de desastres con el empleo de esta tecnología, aprovechando el convenio que tienen la Agencia Alemana del Espacio (DLR) con varios países que tiene satélites con diferentes tipos de tecnologías que surcan simultáneamente los cielos alrededor del mundo lo que permite el manejo adecuado de los desastres por los países que están adheridos a este sistema y cuentan con los profesionales especializados.

La impresión que nos queda es que a nivel de las autoridades políticas se ha confundido la aplicación de tecnologías ya desarrolladas con investigación, hay que aclarar que la investigación se realiza con las herramientas que entrega la ingeniería satelital con imágenes, que fácilmente se confunde con fotos.

Según acuerdo N°7/4/2015 la junta directiva de la Universidad de Magallanes, aprobó el proyecto de creación del Centro Austral de Teledetección a nivel de perfil, al mismo tiempo creó una comisión a nivel de la junta directiva, para darle el apoyo que requiriera a nivel de las políticas a seguir, para esto se nombraron a tres ingenieros miembros de dicha junta con esta misión, como miembros de dicha Comisión de Teledetección de la junta directiva, los Ingenieros Pedro Jadrievic Kerber, Hernán Pinochet Mellín y Lautaro Poblete Knudtzon-Trampe.

La Umag presentó al gobierno regional el  Reporte Ficha IDI, para el proceso presupuestario 2018-Postulación y Ejecución.

Fecha de Postulación: Sin: 23/11/2017.

Justificación del Proyecto: “dotar a la Región de Magallanes y Antártica Chilena de un centro de teledetección y geociencia enfocado al desarrollo de aplicaciones medioambientales diversas de interés público y privado, esta iniciativa permitiría dotar de infraestructura tecnológica de punta en apoyo al desarrollo de diversos sectores productivos de la región, fortalecer la actividad de investigación, desarrollo y transferencia tecnológica, apoyar la inserción de académicos y la atracción de investigadores a la región aumentando la masa crítica actual como asimismo también apoyar el desarrollo de redes entre las instituciones locales e instituciones de I+D nacionales e internacionales”.

La Umag ha hecho su tarea, ahora la responsabilidad es de las autoridades políticas  del gobierno regional y del Consejo Regional” estos organismos tienen la palabra frente a la opinión pública regional y nacional a través de la prensa, que es una herramienta básica para la participación ciudadana, como lo demostramos con este artículo.