Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Los nuevos aires de la cueca chilena

Por La Prensa Austral miércoles 13 de septiembre del 2017

Compartir esta noticia
432
Visitas

La danza nacional ha ido cambiando y, sobre todo, mezclándose con otros estilos musicales. Un experto explica esta evolución de la cueca y por qué muchas veces no se escucha ni baila en las fondas dieciocheras

En estas Fiestas Patrias la mayoría de los chilenos celebrará en las tradicionales fondas, espacios donde se reúne la gastronomía nacional, los juegos típicos y los espectáculos bailables y musicales más entretenidos. Sin embargo, en los últimos años, en las fondas y en otros eventos dieciocheros no se aprecia el vínculo directo con el festejo nacional, ya que no se toca música para bailar la cueca. ¿Por qué?

“La música bailable se ha diversificado exponencialmente a lo largo de este último período. Producto de la viabilidad que brinda internet, por ejemplo, para acceder rápidamente a nuevos ritmos como la cumbia y el reggaetón, la cueca en todas sus variantes (larga, popular y brava) ha sido desplazada. No es de extrañar escuchar ritmos tropicales en las fondas y ramadas”, apunta Sebastián Pinilla, asistente técnico de la Escuela de Música y Tecnología de la Universidad del Pacífico.

No sólo el acceso a otros estilos musicales habría sacado a la cueca de la escena dieciochera. Además, la dificultad para bailar la danza nacional o de plano el desconocimiento, sería una de las principales causas.

La cueca tiene una técnica y una serie de pasos a memorizar para que el ritual calce perfecto con el inicio, desarrollo y final de cada canción. Esta es la principal razón que explica la baja de difusión y práctica de la cueca frente a otros estilos bailables durante las Fiestas Patrias de los últimos años. La aparente dificultad de la cueca facilita el hecho de que la mayoría de las personas prefieran bailar otras danzas que prescindan de reglas para ser disfrutadas”, asegura el académico de la U. del Pacífico.

De todas maneras, el experto musical asegura que no se debe obligar a poner cuecas o bailar la danza nacional durante todas las fiestas patrias. “No hay que prohibir la diversidad musical en este tipo de eventos como fondas, sobre todo si esa variedad corresponde a música nacional. En este 18 las cuecas sonarán y se bailarán sí o sí, así que no hay para qué molestarse cuando toquen otros estilos de música”, señala Pinilla.

La irrupción de las “cuequeras”

A pesar de que las cuecas tradicionales como “La Consentida” y “El Guatón Loyola” sólo se escuchan en Fiestas Patrias, en la actualidad ha surgido una serie de grupos que toman la danza nacional y la mezclan con otros estilos musicales, haciendo que la cueca llegue al público más juvenil en un formato que podría ser considerado “más moderno” o, por lo menos, distinto.

Constantemente nacen nuevos exponentes de todos los géneros, y la cueca no es la excepción. La diversidad músico-cultural de los artistas nacionales hace que al agruparse en bandas y pequeñas orquestas, se generen mezclas y fusiones interesantes de folclor y otros estilos modernos”, apunta el asistente técnico de la Escuela de Música y Tecnología de la Universidad del Pacífico, Sebastián Pinilla.

Según el especialista, la cueca dejó de ser un estilo de música únicamente desarrollado por los hombres, ya que hay muchos grupos conformados sólo de mujeres que están dando qué hablar.

“Por ejemplo, “La Minga” es una agrupación interesante, ya que su repertorio gira en torno a una mezcla de música popular, cumbia, cueca y blues, por lo que se podría definir como un colectivo de música del mundo. Por otro lado, “Doña Eleonor” es una banda formada por destacadas artistas nacionales que mezclan la cueca con pop y foxtrot, entre otros. Del mismo modo, grupos como “La Gallera”, “El Parcito” o “Las Capitalinas” demuestran que la cueca no es sólo cosa de hombres, posicionando a la mujer como activas representantes de la escena cuequera nacional”, describe Pinilla.