Necrológicas
  • Sergio Enirque Rivera Pizarro
  • Marta Figueroa vda. de Nazar
  • Manuel Joaquín Dehays Bilbao
  • Eligio del Carmen Cárdenas Arismendi
  • Rodrigo Vásquez Alvarez
  • José Oscar Llancapani
  • Bernardo Zenteno Zenteno

Rodrigo Aguayo, el coronel concertista

Por La Prensa Austral miércoles 19 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
483
Visitas

Jaime Bustamante Bórquez

Profesor de Música

El coronel Rodrigo Juan Aguayo Parra es un hombre agradecido de la vida. Ha desarrollado una brillante carrera militar y, en forma paralela, su pasión por el piano.                                                                                                                                     “Fue a los 6 años que empecé a estudiar con mi padre”. Debido a que demostraba condiciones especiales, da los exámenes e ingresa al Conservatorio Nacional de Música de la Universidad de Chile. Allí continúa su formación con la sobresaliente pianista Elisa Alsina. Sus avances son notables y comparte esta parte de su formación artística con su enseñanza media, que cursa en el Patrocinio San José. “Una de las cosas que me causó mucha alegría al llegar a Punta Arenas, fue ver los establecimientos salesianos que me recordaba a mi querido colegio de la calle Bellavista de Santiago”.

Herencia
artística y militar

Pero el piano estaba en su ADN, su padre, el profesor de Educación Musical y pianista Juan Aguayo, estudió y se formó en el instrumento con el destacado maestro chillanejo Ramón Parra Román. El maestro Parra, primo de Nicanor, Violeta, y Eduardo, desarrolló su carrera de concertista y en forma paralela enseñando el instrumento.                                                                                                          Las clases de Juan Aguayo, muy pronto se cruzaron con Gloria, hija del maestro. Lo demás, es parte de la linda historia, se enamoraron y se casaron. No había posibilidad que los hijos del matrimonio Aguayo Parra, no fueran músicos. “Fue en tercero medio en el Patrocinio, cuando un compañero de curso me habló de la Escuela Militar y me llamó profundamente la atención”.                                       Descubrió su vocación por la carrera militar, postuló e ingresó al Ejército. Ha recorrido Chile como parte de sus obligaciones militares, siente el orgullo de haber servido en la unidad más al norte del Ejército y ahora en la más austral.                                           

Y esto tiene mayor significado cuando recuerda a su bisabuelo Jenaro Robles Mena, Héroe de la Guerra del Pacífico que, participó en la Batalla de Chorrillos y Miraflores, sirvió al Ejército los cinco años del conflicto, debiendo dejar las filas por una herida que significó perder una pierna. Dice sentir la responsabilidad que significa para un militar esta herencia familiar.                                                          Mas, a pesar de la intensa actividad castrense, siempre se ha dado el tiempo para la música. “He tenido la suerte de tocar con la Gran Banda de Concierto del Ejército en Santiago y la Sinfónica de Antofagasta y el 2017, con la Banda de Concierto de la Quinta División, han sido experiencias muy significativas”. Cuando llegué a Punta Arenas, me encontré con una ciudad preciosa, luego de tres años, ya preparándonos para partir me llevo los más lindos recuerdos de Magallanes”.                                                                                                                       Casado con María Cecilia Vargas Bagioli, desde siempre han estado ligados a las instituciones italianas, debido a la nacionalidad de Cecilia. “Una de las primeras salidas, caminando por el centro, vi un letrero, “Nocera”, dije, aquí debe haber alguna información de alguna agrupación de italianos. Me recibió don Pascual, hombre muy afectuoso, me contó de las actividades y en particular del coro. Cecilia y yo nos integramos a la actividad coral y ha sido un muy lindo recorrido por el canto coral”. Rodrigo recuerda que estando en Arica, fue a través de la música que conoció a Cecilia, quien también era parte de una familia de músicos, ella en particular cantante con la que permanentemente actúan en voz y piano. Sus dos hijos Rodrigo e Isabella, también han heredado las condiciones artísticas para alegría de sus progenitores.                                                                                        

El trabajo musical

Entre los trabajos destacados en música del Coronel Aguayo, está, “Clásicos de Chile y el Mundo”, un CD grabado en la sala de conciertos de la Universidad de Chile en 2011.                                                                                                                           En el trabajo Aguayo interpreta música popular con arreglos originales inéditos, es el caso de las Tonadas de Manuel Rodríguez, Canto a O’Higgins, y Romance de los Carrera de Bianchi y Neruda. “Grabé estas tres obras a consecuencia que, buscando entre la biblioteca de mi abuelo, encontré estos arreglos originales para piano, y creí necesario grabarlos como una forma de homenajear a Bianchi, Neruda y por su puesto Ramón Parra”. Pero el disco además posee composiciones del repertorio docto, obras militares, como “Adiós al Séptimo de Línea”, también en arreglo original para piano, propiedad de su abuelo concertista y composiciones de Rodrigo como “Lluvia del altiplano” inspirado en su paso por el Regimiento Huamachuco.     

A meses de regresar a Santiago, donde asumirá el mando de los Museos del Ejército, dice sentirse muy entusiasmado, pues es algo que está muy relacionado con su visión de artista. “El Ejército tiene museos en todo Chile, y esta nominación me permitirá trabajar con investigadores, músicos, profesores e historiadores que día a día trabajan rescatando y resguardando todo el tesoro, que es la historia de muestra institución”.                                                                                                                  Dice que deja la región con pena, por la gran cantidad de amistades forjadas en estos tres años y por la experiencia de servir en la V División.

El coronel pianista prepara un concierto de despedida, programado para el mes de noviembre como una manera de agradecer todo el cariño que él y su familia han recibido en esta tierra.