Necrológicas
  • Rodolfo Zambelich Miranda
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Lucía Ruiz Bustamante

Zimbabwe planea vender sus reservas de marfil para mantener los parques donde viven elefantes

Por La Prensa Austral miércoles 12 de junio del 2019

Compartir esta noticia
106
Visitas

Zimbabwe analiza retirarse del acuerdo que prohíbe el comercio de especies animales amenazadas para vender su muy valiosa reserva de marfil con la cual podría mantener sus parques nacionales, indicaron el martes fuentes cercanas al gobierno.

Inmerso en una grave crisis económica, el país ha acumulado a lo largo de las últimas tres décadas reservas de marfil por un valor estimado de 300 millones de dólares que no puede vender a raíz de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), firmada en 1989.

“Decimos que debemos ser autorizados a vender. Hemos hecho una propuesta conjunta a Cites”, declaró a la AFP Tinashe Farawo, un portavoz de la autoridad zimbabuense de administración de parques nacionales y fauna.

Con Botswana, Zambia y Namibia, Zimbabwe propuso colocar a los elefantes, de los cuales alberga una gran parte de la población africana, en la lista 2 de Cites, lo que autorizaría la venta de su marfil bajo ciertas condiciones.

“Las poblaciones que viven cerca de las reservas deben aprovechar la presencia de elefantes gracias a la venta de su marfil”, estimó Farawo.

La última evaluación de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) en 2016 daba una cifra de menos de 415.000 elefantes africanos, una caída de 110.000 en diez años vinculada con la caza ilegal por marfil.

Tráfico de marfil

Si no se toman medidas drásticas cuanto antes, el elefante africano podría desaparecer del estado salvaje en una o dos décadas, aseguraron los expertos reunidos en Botsuana para intentar salvar a este animal.

“Dentro de cinco años, quizá sea demasiado tarde para salvar a este magnífico animal”, declaró Dune Ives, investigadora de la fundación Vulcan, ante los delegados de una veintena de ONG y de gobiernos.

Con un ritmo de entre 25.000 y 30.000 elefantes abatidos cada año, la mortalidad supera ahora la tasa de natalidad del animal, que tan sólo pare una cría a la vez, tras 21 meses de gestación.

Pero no parece que la situación vaya a cambiar a corto plazo. Los responsables de un parque natural en República Democrática del Congo (RDC) denunciaron que más de 30 elefantes han sido abatidos en las dos últimas semanas en la reserva, ubicada cerca de la frontera con Sudán del Sur.

El daño ya queda patente en Africa Oriental, sobre todo en Kenia y en Tanzania.

“El oro blanco” también pasa por Malasia, Vietnam, Filipinas o Hong Kong, antes de llegar a su destino, que suele ser China o Tailandia.