Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

4 consejos para que el refrigerador no sea un enemigo silencioso

Por La Prensa Austral jueves 2 de noviembre del 2017

Compartir esta noticia
1.970
Visitas
Por lo general es el primer aparato electrónico que se adquiere en todo hogar, pero sin importar su tamaño, capacidad o tecnología, si no se tiene cuidado de lo que guardamos en el refrigerador y cómo lo guardamos, la acumulación inadecuada de alimentos frescos y cocinados puede dar pie al desarrollo de elementos patógenos o gérmenes en el refrigerador, lo que es más conocido como contaminación cruzada.
 
Ximena Torres Sepúlveda, académica de la carrera Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián (USS), explica que la contaminación cruzada en los refrigeradores se evita realizando un correcto almacenamiento de los alimentos esto es “en la parte superior deben ir los ya cocidos preparados listos para el consumo, y en la parte inferior los que están crudos o que aun estén en proceso de descongelación”.
La docente de la USS entrega algunos consejos para almacenar los alimentos de manera más segura:
·         Todo producto cocinado debe ser guardado en pocillos idealmente de vidrio hermético, esto es para conservar su calidad nutritiva y que no exista riesgo de contaminación, se sugiere guardar los alimentos cocidos no más de 3 días una vez preparados, ya que posterior a estos comienzan a tener alteraciones en su calidad alimentaria.
·         Lo ideal es que los huevos sean sanitizados antes de ser guardados en el refrigerador, para ello se puede utilizar cualquier desinfectante de frutas y verduras que ofrece el mercado, o con solución yodada (8 gotas en 500 cc de agua por 10 minutos), así evitamos una posible contaminación con los otros alimentos que están almacenados en el refrigerador, ya que no se debe olvidar la procedencia anatómica de donde vienen los huevos.
·         La fruta y verdura crudas debe almacenarse posterior a los alimentos cocidos y antes de los crudos, ya que si hay exudado de alimentos crudos no debe caer sobre las frutas y verduras. Lo ideal es lavar todo antes que se guarde en el refrigerador sobre todo si presenta suciedad.
·         En cuanto a las carnes, todo producto cárnico debe ser descongelado 24 horas antes de su preparación, y debe ser en la parte inferior del refrigerador, una vez que se descongeló completamente y estuvo a temperatura ambiente, no se debe volver a congelar debido a que puede existir desarrollo de algún microorganismo patógeno.