Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Blanqueamiento dental: mitos y verdades

Por La Prensa Austral sábado 30 de septiembre del 2017

Compartir esta noticia
761
Visitas

¿Deja los dientes sensibles? ¿sirve para siempre? ¿las recetas caseras blanquean mis dientes?, el académico de la Facultad de Odontología nos aclara todas las preguntas

Mucho se dice respecto del blanqueamiento dental, y claro, todos aspiramos a que nuestros dientes luzcan bonitos y blancos pero es importante saber que es real y que es mentira del tratamiento. Para ello, Héctor Monardes, director Postgrado Endodoncia USS, nos explica.
¿Quieres saber más respecto de los mitos y verdades? revisa el listado que preparamos.
·         El blanqueamiento dental deja sensible los dientes
En la actualidad, lo más ampliamente aceptado con respecto a la sensibilidad provocada por el blanqueamiento, es que no es necesario que los peróxidos (compuestos activos del blanqueamiento) tomen contacto con la pulpa dental. Lo más usual es que esta sensibilidad esté acotada al tiempo en que se realiza el procedimiento y hasta algunos días posteriores, además es una situación que se puede prevenir o tratar mediante la aplicación de nitrato de potasio, fluoruro de sodio, fosfato de calcio o barniz de flúor, todos productos comerciales de uso odontológico. Por lo tanto, la sensibilidad originada por el blanqueamiento, se considera un proceso moderado, reversible y fácilmente controlable.
·         Durante el tratamiento no se puede consumir alimentos ni bebidas colorantes
Es cierto, estas pigmentaciones externas se depositan y se unen al esmalte del diente mediante interacciones físicas y químicas, permitiendo que estas se fijen a la superficie del diente.
·         El tratamiento dura para siempre
El efecto del blanqueamiento va disminuyendo con el paso del tiempo, pues los casos reportados en la literatura hablan de una duración normal de un par de años, y casos excepcionales hasta cinco.
·         Las pastas de dientes y recetas caseras como el bicarbonato y el limón blanquean los dientes
Las pastas caseras tienen concentraciones de agentes blanqueadores muy bajos, pero al ser abrasivas pueden eliminar tinciones externas y dar apariencia de blanqueamiento. Por otro lado, las recetas caseras no tienen el potencial de blanquear los dientes. El bicarbonato es muy abrasivo y produce un efecto momentáneo al eliminar las manchas externas, pero como raya el esmalte el diente se pigmentará aún más. En tanto, el limón es dañino para la estructura de tus dientes ya que al ser ácido desmineraliza el esmalte dejando expuesta la dentina que es de un color amarillento, haciendo tus dientes más sensibles y más propensos a generar caries. Los tratamientos caseros pueden dañar los dientes.
·         El blanqueamiento debilita los dientes
El blanqueamiento de un diente bien hecho no produce cambios morfológicos en el esmalte, solo se ha descrito algo de esto en pacientes con alto riesgo de contraer caries cuando se aplican estos productos a alta concentración de ellos.
·         El blanqueamiento irrita las encías
Si el gel blanqueador toma contacto con las encías y no es removido puede producir irritación o úlceras. Por lo tanto, es absolutamente recomendable que los tratamientos blanqueadores o clareamiento dental, se realicen bajo estricta supervisión profesional.
·         Cualquiera puede someterse a blanqueamiento
No pueden someterse al blanqueamiento personas con defectos estructurales en el esmalte con menor mineralización que los hace menos resistentes, personas con dentina expuesta, pacientes con muchas restauraciones debidas a que estas no se blanquean, alérgicos a algún componente de la fórmula y pacientes con mucha sensibilidad debido a alguna patología de origen pulpar.
·         El blanqueamiento dental causa cáncer
No existe evidencia científica que avale esta afirmación.