Necrológicas

Cremas y lociones para tratar el acné: cuidado con lo que usa

Por La Prensa Austral domingo 25 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
2.490
Visitas

-El Instituto de Salud Pública (ISP) alertó hace unos días sobre los productos que contienen dos principios activos que pueden provocar una reacción alérgica.

El acné es una enfermedad común de la piel que provoca la aparición de espinillas en el rostro, el cuello y la espalda y es muy común en los adolescentes y adultos jóvenes. Si bien no es grave, puede dejar cicatrices. Para tratar esta patología existen diferentes productos farmacéuticos, sin embargo, el Instituto de Salud Pública (ISP) alertó hace unos días sobre la composición de algunos productos debido a eventuales efectos adversos.

Se trata del Peróxido de Benzoílo y el Ácido Salicílico, principios activos que están presentes en muchos productos de uso tópico, ya sea a través de cremas, lociones, gel o incluso algún tipo de shampoo.

Clarissa Gondim, académica de la carrera de Química y Farmacia de la U. San Sebastián explica que la preocupación de las autoridades sanitarias radica en que muchos de estos productos pueden ser adquiridos en forma directa, sin presentación de receta médica, particularmente cuando se trata del acné.

La académica señala que “el ácido salicílico tiene un efecto queratolítico, mientras que el peróxido de benzoílo tiene un efecto antibacteriano y antiinflamatorio”.

Respecto a esta hipersensibilidad, la docente de la USS indica que puede llegar a ser una reacción grave, “podría llegar a provocar un shock anafiláctico y la persona afectada tiene que ser llevada a un centro de urgencia si presenta estrechez en garganta y dificultad para respirar”.

Esta sobrerreacción del sistema inmunológico también se puede manifestar además a través de la hinchazón o inflamación de ojos, labios, lengua o cara.

La Químico Farmacéutico indica que esta situación no afecta a todas las personas, pero se debe generar esta advertencia, y es necesario informar al paciente que suspenda el tratamiento cuando ocurran este tipo de reacciones alérgicas.

Por eso, Gondim señala que “generalmente, los dermatólogos indican al paciente que empiece a aplicarse el producto en poca cantidad y en uno o dos puntos de la zona afectada, para que después observe durante dos o tres días si se presenta alguna reacción adversa al ácido salicílico o el peróxido de benzoílo”, lo que puede determinar si se suspende o no su uso.

La docente recomienda concurrir al médico y no comprar productos sin prescripción médica.

En el caso del ácido salicílico también hay que considerar que viene incluido en algunos productos para la caspa, puesto que por su efecto queratolítico permite eliminar las células muertas que deja la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo y la piel.

En ese sentido la académica recalca que esta alerta del ISP, destaca la importancia de utilizar medicamentos con prescripción médica, aunque sean productos de uso tópico.