Necrológicas
  • José Alfredo Bristilo Díaz
  • Carlos Quijada Agurto
  • María Eugenia Soto Oyarzún
  • Julieta Poblete Ketchum
  • Yolanda Gloria Paredes Bahamonde

El uso compulsivo de internet se suma por primera vez a la estrategia de adicciones de algunos países

Por Agencias miércoles 14 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
77
Visitas

La masiva influencia de las nuevas tecnologías en niños y jóvenes se ha convertido en un problema que algunos países quieren combatir desde la primera infancia.

Ejemplo de ello es el caso de España, donde el Consejo de Ministros incluyó por primera vez a las adicciones sin sustancia -como las nuevas tecnologías- en su Estrategia Nacional de Adicciones.

Uno de cada diez jóvenes entre 14 y 18 años en ese país reconoce haber jugado dinero online y hasta el 18% usa de manera abusiva las nuevas tecnologías, según ha anunciado el delegado del gobierno para este plan nacional, Francisco Babín.

Con este cambio, España se une a la decena de países que incorporan todas las adicciones en una única estrategia. El plan, que se elabora cada ocho años y se extenderá hasta 2024, ya no se denomina Estrategia Nacional sobre Drogas, como en 2000 y 2008. Ahora pasa a conocerse como Estrategia Nacional de Adicciones.

Entre otras medidas, el ejecutivo está trabajando en la elaboración de un real decreto, que verá la luz en los “próximos meses”, para regular la publicidad de los juegos de apuestas en espacios y actividades dedicadas a menores de edad.

Un 44,8% de las personas con esta adicción ha jugado antes de los 18. Se ofrecerán, además, programas de “probada eficacia” para las familias y escuelas que permitan instruir mejor a los jóvenes en el uso de las nuevas tecnologías. “Una parte de esta estrategia está focalizada en el uso de las nuevas tecnologías y el juego y, especialmente, en la utilización que hacen los menores, de cara a dar una respuesta que sea eficiente para la prevención y la protección de la salud”, ha señalado Babín.

La nueva estrategia priorizará los efectos sobre la salud del consumo de alcohol en el conjunto de la población y, especialmente, de los menores. Del mismo modo, se trabajará con una mayor profundidad en el consumo y adicción de los hipnosedantes, las únicas sustancias que en España presentan una prevalencia mayor en mujeres que en hombres. El 65% de las 3.732.000 personas que consumieron hipnosedantes en 2015 eran mujeres, según los últimos datos publicados por el Plan Nacional sobre Drogas.

También por primera vez se ha puesto el foco en los mayores de 64 años consumidores crónicos en los años ‘80 y ‘90 en España con el objetivo es conocer sus actuales necesidades y contribuir a su plena integración en la sociedad.

La Estrategia Nacional de Adicciones tiene en total una dotación de más de 1.000 millones de euros. En 2018 está previsto que se destinen 35 millones al plan procedentes del Fondo de Bienes Decomisados, lo que representa un 7% más que el año pasado.