Necrológicas

La nueva marca Pizzi

Por La Prensa Austral domingo 3 de julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
201
Visitas
  • El entrenador de la Selección Chilena de Fútbol convirtió los ácidos comentarios de los hinchas y de los medios de comunicación en felicitaciones y admiración después de haber ganado la final de la Copa América Centenario. Una especialista en publicidad analiza el “fenómeno Pizzi” en términos de marca.

 

Cuando el argentino Juan Antonio Pizzi asumió como Director Técnico de la Selección Chilena de Fútbol, muchos aún tenían el recuerdo vivo del antiguo entrenador de “La Roja”, Jorge Sampaoli. Su arribo no le gustó a muchos, y cuando comenzó a dirigir partidos, los resultados tampoco convencían a la hinchada.

Llegó a Estados Unidos con el objetivo de revalidar el título de campeones de América, pero con los deslucidos partidos frente a Argentina, Bolivia y Panamá, las críticas a su desempeño no tardaron en llegar. Pizzi no polemizó y se enfocó en el siguiente encuentro con México. Frente al equipo tricolor, “La Roja” consiguió un notable 7-0 que renovó la confianza del equipo y de la hinchada. El resto, la victoria frente a Colombia y el triunfo en la final a penales con Argentina, es conocido.

“Luego del triunfo de este fin de semana, claramente Pizzi se encuentra en su mayor fervor mediático como persona. La pregunta es si Pizzi realmente es una marca y si ha dejado o no un sello sobre la misma. El que una persona pase o no a ser una ‘marca’ depende mucho del sello/identidad y de la trayectoria, lo que vendría a ser más menos los GRP´S (de calidad por supuesto) que se le haya asignado a esta marca y que claramente contenga los ingredientes básicos: visibilidad, recordación y asociación correcta (marca-mensaje). En este sentido, Pizzi al tomar a la Selección no partió de cero, ya que tiene una buena trayectoria, pero sí debía demostrar consistencia con este nuevo plantel. Si bien con el triunfo de la Copa Centenario ya ganó un gran espacio de “Empatía”, aún le queda un gran camino por recorrer y GRP´S por invertir para plasmar su sello: Eliminatorias y Mundial 2018”, explica la docente de la Escuela de Publicidad de la Universidad del Pacífico, Sofía Pascal Bierwirth.

La goleada frente a México marcó un antes y un después en la concepción de Juan Antonio Pizzi como marca, ya que logró revertir el negativismo que recibía desde la hinchada y de los medios de comunicación, que criticaban sus decisiones deportivas.

Claramente lo que hizo Pizzi es un ejemplo de cómo cambiar la percepción de una marca/figura en poco tiempo, ya que tomó las críticas con humildad, las aceptó y no solo sacó adelante la campaña, sino que ganó el campeonato, cumpliendo con sus mismas palabras: ‘Con esta Selección no tengo otra alternativa que ganar’. Esto da inicio a una relación de confianza con el público/cliente, lo cual es la primera etapa en la construcción de una marca querida”, asegura la experta.

Un punto importante del respeto que logró el argentino en la banca de “La Roja” es haberle imprimido su sello personal a la Selección, desmarcándose de lo hecho por Jorge Sampaoli. “Pizzi enfrentó el desafío de llegar justo después de Sampaoli con impronta, demostrando que se puede ganar de forma distinta, marcando diferencia en lo que podría llegar a ser su ‘sello’ a futuro”, indica Pascal.

A pesar de que la selección chilena logró el bicampeonato americano, lo que es un resultado histórico, lo más destacado en redes sociales ha sido la renuncia de Lionel Messi, el astro argentino. ¿Por qué sucede ese desvío de foco y cómo afecta eso a la marca de Juan Antonio Pizzi?

“Los chilenos consumidores de fútbol aún en su mayoría son incrédulos del triunfo, por su edad generacional y la historia futbolística que han presenciado. Tanto es así que en las noticias y redes sociales se ha visto más la renuncia de Lionel Messi a la Selección Argentina que el propio triunfo chileno. Esta conducta habla de la inseguridad y poca capacidad de disfrutar el momento. Si le sumamos a eso la historia del último año con Jadue y Sampaoli, da como resultado una desconfianza total. Entonces, si somos incrédulos y desconfiados, ¿podrá Pizzi dejar su sello para transformarse definitivamente en una marca? Lamentablemente para que una marca logre insertarse y/o penetrar, y mejor aún mantenerse, depende cien por ciento de la cultura e idiosincrasia de cada país. En este caso Pizzi partió bien, pero aún tiene camino por recorrer y un par de resultados por mostrar”, concluye la docente.