Necrológicas
  • Juan Angel Ivanovic Lokvicic

Las ventajas de usar celulares antiguos

Por La Prensa Austral lunes 20 de junio del 2016

Compartir esta noticia
5.116
Visitas
  • Los famosos de Hollywood han reemplazado los celulares de última generación por los clásicos teléfonos ‘almeja’ de años atrás. Un especialista en tecnología y seguridad de la información explica por qué usar uno de los primeros modelos de teléfonos móviles puede ser una buena decisión.

 

Los celulares antiguos cumplen con la función original del teléfono: llamar y recibir mensajes. Luego, cada versión o modelo nuevo ha ido sorprendiendo con más funciones y luego fueron aparecieron más y más aplicaciones. Así es como hoy en día, desde una pantalla de teléfono con sistema operativo Android o iOS, se puede hacer prácticamente todo.

A pesar de la alta tecnología y comodidad que existe con los actuales smartphones, los antiguos celulares están siendo nuevamente apreciados. Tanto es así, que los famosos están dispuestos a pagar millones de dólares por un teléfono ‘almeja’. ¿Por qué existe la tendencia a utilizar celulares antiguos?

Usar un teléfono antiguo puede llegar a ser tan cool como usar un teléfono de última generación. Primero, porque encontrar un teléfono antiguo que esté funcionando en la actualidad es muy difícil, ya que son casi reliquias. Además, al usar un celular antiguo la persona está expresando que no le interesa la tecnología, que no se preocupa por estar a la vanguardia”, explica Guillermo Bustamante, Director de la Escuela de Comunicación Digital y Multimedia de la Universidad del Pacífico.

La actriz Scarlett Johansson, la cantante Rihanna, la editora de la revista ‘Vogue’ Anna Wintour y los multimillonarios Warren Buffett y Stephen Schwartzman, son sólo algunas de las celebridades que han decidido reemplazar los smartphones por teléfonos móviles con tapa. La razón estaría en la seguridad que los antiguos celulares ofrecen.

“Tiene que ver con el derecho a la privacidad. Los antiguos celulares son más seguros que los actuales, ya que es muy poco probable que alguien trate de hackearlos. Antes nadie buscaba hackear celulares y, además, no es mucho lo que se puede obtener con esa opción, ya que muchos teléfonos antiguos ni siquiera tenían cámara de fotos. Además, sería difícil hoy en día hackear un teléfono antiguo, porque solo tendríamos acceso al registro de llamados y contactos guardados”, afirma el experto.

Otra de las grandes ventajas de utilizar un teléfono antiguo es que no tienen problemas de señal y la batería puede durar días. “Es muy práctico tener un teléfono antiguo porque no tenían prácticamente ningún problema de cobertura, ya que tenían señal todo el tiempo porque funcionaban solamente a una banda, que es la de voz, es decir, no necesitaban tener 3G, 4G ni nada. Otra ventaja es que la batería de esos teléfonos duraba mucho, lo que tiene que ver con la cantidad de aplicaciones que están ‘corriendo’ en el teléfono. Los teléfonos antiguos sí tenían aplicaciones, como ‘teléfono’ y ‘calculadora’, pero era baja la posibilidad de tener el aparato corriendo con aplicaciones en segundo plano”, indica Bustamante.

Finalmente, cambiar de un celular hiperconectado a un teléfono móvil, que sólo sirve para llamar y recibir mensajes, puede ser parte de una terapia para ir despegándose poco a poco de la adicción a los celulares, conocida como la nomofobia.

“Con un teléfono antiguo la persona puede llamar y enviar mensajes de texto, es decir, busca también priorizar otro tipo de cosas y no quiere estar pendiente de todo lo que pasa en el mundo. Puede ser útil para personas que probablemente están tratando de superar la nomofobia”, concluye Guillermo Bustamante.