Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Los factores tras los éxitos deportivos

Por La Prensa Austral lunes 8 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
105
Visitas

Millones de personas en todo el mundo estarán con sus ojos puestos en el principal certamen mundial del deporte, que esta vez se realizará en la ciudad de Río de Janeiro en Brasil. Durante 19 días, se llevarán a cabo 306 pruebas, que vendrán acompañadas de nuevas hazañas y marcas mundiales. ¿Cuáles son las condiciones ideales para alcanzar grandes logros deportivos y convertirse en deportista de elite?

 

Cuarenta y dos deportistas chilenos se sumarán a los más de once mil atletas que competirán en los Juegos Olímpicos RIO 2016, la primera olimpiada realizada en América del Sur. Clasificados que debieron sortear una serie de pruebas para estar presentes en el encuentro mundial que se inicia este 5 de agosto y sobre el cual ya existen apuestas por las eventuales medallas a alcanzar.

 

Y es que la posibilidad de conseguir logros deportivos es una realidad que poco a poco se instala en nuestro país y no sólo en el ámbito del fútbol. El año pasado, durante los Juegos Panamericanos de Toronto, Chile tuvo importantes resultados. Si bien se ubicó en el undécimo lugar con 29 medallas, su paso por la competencia le significó tener la tercera mejor participación histórica, con muchos de esos logros alcanzados por deportistas menores de edad.

 

Hoy con una gran delegación, la más numerosa desde los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, los atletas chilenos competirán en deportes como atletismo, vela, maratón, tenis, ciclismo, remo, natación, gimnasia, equitación, golf y triatlón, entre otros. Allí nuestro país espera verlos subir al podio para colgarse una medalla y vibrar con sus triunfos, momentos en que muchos jóvenes soñarán con poder convertirse en deportistas de elite.

 

Sin embargo, las condiciones para conseguir grandes hazañas deportivas son multifactoriales, donde al apoyo familiar, comunal, regional y como país, se suma en la actualidad el importante papel que juega la tecnología. “Podríamos decir que para ser un deportista de elite necesitamos condiciones básicas para el desarrollo de sus capacidades, tener acceso a los requerimientos básicos para llegar a la elite como salud, alimentación, transporte y un equipo de profesionales que se identifique con los logros que se desean construir; espacios acordes con las disciplinas, que permitan el desarrollo de ésta en forma adecuada con fácil acceso a estas dependencias; y por último, políticas que permitan una unificación de los subsistemas para el óptimo desarrollo de lo que se desea conseguir”, comenta Franco Suchetti, Psicólogo Deportivo de la carrera de Técnico Deportivo de la Universidad del Pacífico.

 

En esta línea, en Chile se ha progresado en el ámbito deportivo. “Ello, debido a que han aparecido diferentes actores que tienen un real deseo de producir cambios y que utilizan el deporte como herramienta de transformación cultural a nivel país. Dentro de los que conozco, se encuentran desde ex deportistas, deportistas, entrenadores, kinesiólogos, periodistas, psicólogos, coaching, mentores y nutricionistas, entre otros, aunque aún falta mucho por hacer, desde una real preocupación para realizar cambios globales y no sólo campañas ocasionales”, plantea el especialista.

 

El rol de los padres y de los ejemplos deportivos

 

Sin duda, la personificación de los éxitos deportivos, como pueden ser Bárbara Riveros, Isidora Jiménez o Tomás González, ayuda a la formación de futuras generaciones de deportistas exitosos. “Conjuntamente a la personificación del deportista de éxito, converge una identidad colectiva, donde buscamos identificarnos con modelos que nos impulsen y que nos diferencien ante los demás. Esto muy bien lo saben los publicistas que buscan como embajadores de marca a deportistas que puedan resaltar un producto. Si esto lo llevamos a la formación de futuras generaciones, podemos distinguir cosas similares en la creación de un rol o estatus especial que tendrá la persona que se esfuerce para llegar a ser un deportista de elite, como puede ser respeto, alegría, esfuerzo, perseverancia, capacidad de sobreponerse a la adversidad y de superación ante nuevos desafíos bajo reglas establecidas”, señala el experto de la Universidad del Pacífico

 

No obstante, el psicólogo deportivo indica que el peso del elemento afectivo, a través del papel que juegan familiares o seres cercanos a través de su compañía y afecto sincero, es clave. “Es algo fundamental para que el deportista se conecte con su sueño, deseo y pasión y con lo que le gusta hacer, de modo que los logros estén cada vez más cerca”, afirma Suchetti.

 

Otro de los factores que influye en la consecución de grandes logros, más allá del talento natural, es un trabajo que se oriente de forma significativa hacia el aprendizaje del deportista. “Es decir, donde pueda acceder a herramientas para el logro, como puede ser modulación de las emociones, proactividad, disciplina, capacidad de autogestión, capacidad para manejar y reconocer la presión o para reponerse de las derrotas, técnicas para modular la ansiedad y  tener un equipo en el que se pueda confiar para acompañarlos cuando la atención esta baja”, finaliza el docente de la carrera de Técnico Deportivo de la Universidad del Pacífico.