Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes

Outsourcing: una buena opción para Pymes

Por La Prensa Austral martes 4 de octubre del 2016

Compartir esta noticia
248
Visitas

·         Delegar la responsabilidad sobre determinados procesos de la compañía puede ser una buena alternativa para las Pequeñas y Medianas Empresas en Chile. En la Semana de la Pyme, un experto ahonda en las ventajas que esta estrategia tiene.

 Dejar que un tercero se encargue de una parte o de la totalidad de un proceso interno de tu empresa, es decir, optar por el Outsourcing, puede traer múltiples beneficios, sobre todo a las compañías más pequeñas. 

En un mercado globalizado, las Pequeñas y Medianas Empresas pueden participar libremente en concursos públicos o privados a nivel nacional y/o internacional. Los contratos de producción y servicios que se adjudique una Pyme por lo general están restringidos a: capital, cantidad de piezas a producir, plazos de entrega, metas, servicio de post venta y mantención”, indica el coordinador académico de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico, René Rivera.

Cuando las compañías se adjudican concursos o trabajos más grandes de lo que la empresa puede controlar, la tercerización puede ser la solución. “Las Pymes subcontratan constantemente cuando su capacidad productiva, instalada o de recursos humanos, es insuficiente para desarrollar un determinado proyecto o, también, cuando el proyecto es muy específico y requiere personal especializado de manera temporal y no permanente”, describe el experto.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), para el trimestre móvil Junio, Julio y Agosto 2016, un 17,07% del total de los contratos de mano de obra se hizo a través del Outsourcing, sin considerar los trabajos que se efectúan en modalidad de honorarios.

Un buen ejemplo de esta manera de operar y de subcontratar servicios en áreas específicas es el caso de la empresa Strongwood Ltda, la cual concursó para cumplir con el equipamiento de cocinas y dormitorios de cuatro torres de edificios en el sector El Llano, comuna de San Miguel, y luego, cuando se adjudicó el proyecto debió subcontrar a una empresa Outsourcing que proveyera de maestros gasfíter, mueblistas, carpinteros, pintores, barnizadores e instaladores.

“La empresa en cuestión solo diseñó, calculó el costo del proyecto, compró la materia prima, realizó todo el corte de maderas en su planta y se entendió con los contratistas para el pago o adelante de recursos financieros según el avance de obras”, describe Rivera.

Según el académico de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico, en este tipo de casos una Pequeña y Mediana Empresa podría optimizar sus procesos y tener mejor acceso a otros proyectos. “Las compañías optan por la tercerización para hacer más eficiente el proceso de transformación y producción del bien, producto o servicio a comercializar y así lograr mayor rentabilidad de la inversión. Aunque hay que tener en cuenta que las altas expectativas en el Outsourcing pueden interferir en la relación cliente/proveedor, obligando a la empresa principal a mantener constante monitoreo a los procesos y servicios externalizados”, concluye el docente.