Necrológicas
  • Ximena Cárcamo Maldonado
  • Lucinda Gutiérrez Opazo vda. de Pérez
  • José Onofre Díaz Vivar
  • María Sonia Mansilla Macías

12 puñaladas terminaron con la vida de joven motoquero: el autor alegó legítima defensa

Por La Prensa Austral martes 25 de junio del 2019

Compartir esta noticia
7.966
Visitas

Manchas de sangre en su vestimenta, registro audiovisual de cámaras y el haber sido sindicado por un testigo presencial, fueron claves para que la PDI diera con el paradero de Jeffrey Velasco Herrera

De 12 puñaladas en definitiva fue asesinado el joven motoquero Robinson Triviño Gallardo (32), en un hecho de sangre que estalló en la noche del domingo en la esquina de Armando Sanhueza con Balmaceda, en pleno centro de Punta Arenas. El antecedente se conoció este lunes durante la audiencia de formalización de cargos en contra del único hechor.

Fue un testigo presencial quien identificó al agresor mortal, lo cual fue corroborado con el registro de las cámaras de televigilancia instaladas en la intersección antes mencionada.

De este modo, los detectives de la Brigada de Homicidios esclarecieron en tiempo récord, en menos de cuatro horas, el feroz asesinato con arma blanca, al detener a Jeffrey Rodrigo Velasco Herrera (28).

Tras percatarse los oficiales investigadores de las manchas de sangre color pardo-rojizas impregnadas en su vestimenta, el imputado terminó confesando su participación en los hechos.

La audiencia judicial se realizó pasadas las 15,30 horas de este lunes en el Centro de Justicia, donde junto con controlarse su detención, el fiscal Felipe Aguirre comunicó los cargos por los que será investigado: homicidio calificado con la agravante de la alevosía.

Durante la formalización, el representante del Ministerio Público relató que el episodio aconteció minutos antes de las 19 horas del domingo, cuando al interior del Club de Motoristas Hell Angels, situado en calle Balmaceda Nº569, se produjo un altercado entre la víctima y otras dos personas, instante en que entra en escena Jeffrey Velasco, quien venía desde la calle portando un cuchillo tipo mariposa. En su ingreso al recinto, el imputado se encontró de frente con Triviño -quien se retiraba del lugar-, para acto seguido ambos enfrentarse a golpes. Ya en calle Armando Sanhueza el autor le asestó doce puñaladas en distintas partes del cuerpo mientras la víctima intentaba defenderse con una especie de rebenque, recibiendo finalmente una violenta estocada penetrante en la zona torácica.

Malherido, el joven caminó hacia su domicilio, emplazado próximo al sitio del suceso, donde se desplomó inconsciente en la puerta del hogar de su madre. Tras ser socorrido por familiares, personal del Samu lo trasladó hasta el Hospital Clínico, empero las maniobras de reanimación no prosperaron, falleciendo en el recinto asistencial a las 19,48 horas a raíz de una anemia aguda.

El victimario se retiró del lugar del crimen, despojándose del arma homicida en Avenida Independencia, como también destruyó el chip de su celular.

Basado en estos detalles, el fiscal Aguirre solicitó el encarcelamiento de Velasco Herrera, proporcionando numerosas pruebas recopiladas durante las 20 horas transcurridas desde el crimen.

Acusó legítima defensa

Pese a que aún se desconoce la razón de fondo de la reyerta, el dueño del Club Motoquero habría dado cuenta que Triviño ingresó al local insultándolo debido a que “los miembros del club estaríamos hablando mal de él”, tratándose de un supuesto “ajuste de cuentas”.

Por su parte, en su testimonio el imputado aseguró no conocer al occiso, y que al presentarse en el local de calle Balmaceda escuchó un alboroto en el interior, aseverando que dos personas estaban agrediendo a su amigo. Al comenzar la riña en el exterior, Velasco intentó justificar su agresión por medio de la legítima defensa

“Yo no empecé esto, siempre intenté sacarme al sujeto. Como no pude opté por sacar la mariposa del bolsillo para defenderme. Quiero decir que estoy arrepentido de lo ocurrido”, confidenció.

La jueza Paula Stange decretó el ingreso a prisión de Jeffrey Velasco, decretando finalmente un plazo de siete meses para respaldar la investigación.