Necrológicas
  • Juan Enrique Ruiz Mayorga
  • Eva Florentina Pérez Muñoz
  • Eliana Vicenta Jercic Giner
  • Alisson Hutt Fontt

500 militares a la calle: decretan Estado de Emergencia en Punta Arenas y se descarta aplicar el toque de queda

Por La Prensa Austral lunes 21 de octubre del 2019

Compartir esta noticia
7.189
Visitas

Roberto Martínez Arriaza
rmartinez@laprensaaustral.cl

Luego de los serios actos de vandalismo, desmanes y destrozos de la propiedad pública y privada en múltiples sectores de Punta Arenas -a raíz del descontento social que se percibe a nivel país -, el intendente de Magallanes, José Fernández Dübrock, se contactó a las 20,30 horas con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, para solicitar que se decrete un Estado de Excepción Constitucional de Emergencia para la capital regional, decisión que fue tramitada y concretada desde el nivel central, siendo publicada en el Diario Oficial a eso de las 22 horas de anoche y que regirá por un plazo de quince días.

“Estamos totalmente de acuerdo a que nuestros ciudadanos tienen todo el derecho de manifestarse y expresarse libremente, pero cuando se transforman en vandalismo, como lo hemos visto la tarde de hoy (ayer), eso no lo podemos aceptar y hay que tomar otras medidas”, sostuvo Fernández, tras convocar a un punto de prensa en el frontis del cuartel de la PDI.

Debido a aquello, se designó como jefe de la Defensa Nacional en Punta Arenas al general de Brigada, Jorge Peña Núñez, comandante en jefe de la Quinta División del Ejército y del Comando Conjunto Austral, quien ordenó a un contingente de 500 efectivos de las Fuerzas Armadas resguardar el orden público y asegurar el retorno de la “mayor normalidad posible” para los vecinos de la comuna.

“A partir de este minuto (23,30 horas de anoche) las Fuerzas Armadas saldrán a cubrir los lugares donde los manifestantes han hecho destrozos, para cuidar bombas de bencina, sistemas públicos, electricidad, agua, gas, supermercados y centros comerciales, a fin de que la ciudadanía el día de mañana (hoy) ya puedan vivir y compartir como todos los días en Punta Arenas. La idea es que la ciudad funcione lo más normal posible”, recalcó el general.

Explicó además que esta medida extrema -que no se había aplicado en la región desde la dictadura- implica que el jefe de la institución castrense puede decidir y restringir los derechos de reunión y movilización, por lo que en conjunto con las otras ramas de las Fuerzas Armadas deberán analizar si se autoriza o no la realización de eventos masivos en la capital regional.

Aseguró también que “por lo pronto no se va a decretar toque de queda, porque la idea es que la gente esté en calma, en sus casas y haga su vida normal. Vamos a ver cómo se van dando los hechos durante esta noche y mañana (hoy), y veremos si cambia esta determinación”.

Llamado a la calma

El timonel a cargo del control en la ciudad confirmó que no habría bloqueo de la Ruta 9 Norte. “Hubo psicosis respecto a la falta de combustible, pero hay que mantener la calma. Las estaciones de servicio, hasta donde sé, están abastecidas, y por tanto no debiera haber escasez de combustible”, acotó.

Cabe señalar que tras el comunicado oficial, un piquete de militares, carabineros y detectives se abocaron a escoltar a voluntarios de Bomberos en múltiples emergencias que se suscitaron durante la noche y horas de esta madrugada, registrándose barricadas y quema de escombros en las intersecciones de Avenida Frei con calle Mardones; Avenida Circunvalación con calle Pedro Bórquez, y la situación más álgida se vivió en las inmediaciones de la población Raúl Silva Henríquez, donde los enfrentamientos con manifestantes no cesaron hasta altas horas de la madrugada de este lunes.