Necrológicas
  • Armando Vinicio Julio Ciscutti Bourgade
  • Lidia del Carmen Bahamonde Leviñanco
  • Marta Inés Velásquez vda. de Barrientos
  • Sergio Krasnodas Vrsalovic Stambuk
  • Rosa del Carmen Paredes Domic
  • Orlandina Contreras Mayorga
  • Miguelina Andrade Arrizaga
  • María Leonor Paredes Maldonado

A la cárcel envían a empleador chino acusado de violar a una de sus trabajadoras después de larga jornada de celebración

Por La Prensa Austral jueves 16 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El ciudadano chino Jin Weñschvang (24), empleador en el  mall chino de Avenida Eduardo Frei, fue formalizado este miércoles por parte del Ministerio Público como autor del delito de violación, en perjuicio de una de sus trabajadoras.

El imputado concurrió voluntariamente al Juzgado de Garantía, acompañado de dos abogados y un traductor.

De acuerdo a los antecedentes proporcionados en la audiencia por la fiscal Wendoline Acuña, todo comenzó la noche del 20 de diciembre pasado, cuando el ciudadano oriental participó de un asado junto a unas 16 personas de la empresa y conocidos en un inmueble de calle Capitán Serrano perteneciente a un amigo suyo, evento en el que por cierto además de comida había alcohol y cuyo festejo se trasladó a la discotheque Club K, en el centro de la ciudad.

Todo ello se desarrolló en total normalidad y por cierto siendo el alcohol uno de los  aderezos. Fue así como terminada la fiesta, el imputado, junto al jefe de personal, la víctima y otra dependiente, decidieron hacer un ‘after’, el que se realizó finalmente en oficinas del segundo piso del mall chino.

De acuerdo al relato de la persecutora, en el lugar, la víctima M.D.F.T. se habría quedado dormida en un sillón posiblemente producto de la ingesta alcohólica, situándose a su lado el jefe. Al día siguiente, la mujer despertó cerca de las 7 horas producto de que su madre la llamaba persistentemente, percatándose en el intertanto, que se encontraba desnuda de la cintura hacia abajo, al igual que el acusado, que dormía junto a ella.

En ese momento, la afectada tomó sus prendas no sin tener que evadir la petición de su jefe de que se quedara. De este modo, fue a buscar a su amiga, que estaba durmiendo en una colchoneta ubicada en otra locación, mientras el jefe de personal se paseaba en el recinto, ofreciéndose éste a ir a dejarlas.

Momentos más tarde, al ir al baño, M.D.F.T. se dio cuenta que había sido ultrajada, razón por la que acudió al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico para constatar lesiones. Fue así como pericias sexológicas posterior, acreditan la naturaleza del ataque.

En sus declaraciones, la víctima narró que su jefe asumió el cargo hace unos dos meses y que éste en un inicio se mostró estricto -serio-, no obstante en la medida que fue conociendo al personal, habría coqueteado de manera persistente con ella, diciéndole que era linda, que debían salir y ser pololos. Esto último “además de tocarme el pelo, lo que hacía sentirme incómoda, a lo que yo le decía y pedía que no lo hiciera”, admitió la joven en la declaración citada por la fiscal, que consigna la persistencia del imputado en querer tener algo con ella. Incluso, el día que aceptó ir al mall para continuar la celebración, reconoció que tras beber un poco más, perdió totalmente el conocimiento, no descartando que se hubiera puesto alguna sustancia en su copa.

Por lo anterior, Wendoline Acuña planteó la necesidad de que el imputado sea enviado a la cárcel, aspecto que fue validado por la jueza Mónica Mancilla. Se estipularon cuatro meses para efectuar las investigaciones respectivas.