Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

A puñetes han defendido su zona de trabajo los taxistas del aeropuerto; exigen la presencia de Carabineros

Por La Prensa Austral miércoles 10 de febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2.147
Visitas

Una profunda molestia que asoma sin una  aparente solución inmediata mantiene aproblemados y en estado de alerta a los taxistas acreditados en el Aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo, de nuestra ciudad, quienes desde hace un tiempo han debido soportar la presencia en su área de acción, de vehículos no autorizados (piratas) por la concesionaria actual, sin poder hacer algo al respecto para evitar la competencia, según denuncian, ilegal. El conflicto ha llegado al extremo de generar discusiones y enfrentamientos a golpes entre los taxistas acreditados y quienes no lo están -ventilándose algunos casos en tribunales-, al punto que los reclamantes exigen la presencia de personal de Carabineros para normalizar la situación.     

Actualmente y según registros del sitio web de la concesionaria Consorcio Aeroportuario de Magallanes S.A -que administra la concesión del aeropuerto desde el 24 de marzo de 2010-, son 12 los taxistas debidamente inscritos para operar en el recinto aéreo, pero lo concreto es que constantemente llegan a la terminal aeroportuaria otros vehículos de alquiler, a cumplir la misma actividad que les correspondería efectuar a quienes están formalmente habilitados para ello.

Denuncian que incluso los “taxis piratas” no respetan el valor del tramo Aeropuerto-Centro Ciudad de Punta Arenas, carrera que tiene un precio público único de 9 mil pesos, ya sea con uno o más pasajeros a bordo. Los “ilegales “según plantean los reclamantes- cobran ese valor por cada persona que traigan a la ciudad, es decir que si por ejemplo transportan a tres personas en un solo viaje el valor es de 27 mil pesos. 

Demandan
presencia policial

Para el chofer José Pérez Saldivia, la situación se ha escapado de las manos. “Hemos conversado tanto, pero no nos dan ninguna solución. Conversamos con el gerente de Operaciones (de la concesionaria) y nos dicen que según el jefe de Carabineros, “no hay personal”. ¿Cómo no va a haber un carabinero de punto fijo en un aeropuerto internacional? A veces llegan 30 ó 40 taxis más. Queremos hablar, hacer una reunión porque viene una licitación para abril ¿y vamos a seguir con el mismo problema?”.

Roxana Silva Díaz trabaja su taxi desde hace dos años en la actual concesión y agregó que las anomalías son preocupantes, especialmente en lo referido a los cobros. “En la noche le cobran 9 mil pesos a cada pasajero, así que por eso les advertimos que paguen a los concesionados, porque tienen dónde reclamar. Todo esto es mala imagen para la región”, aseguró.

En tanto, uno de los choferes que por motivos personales desistió de entregar su identidad, enfatizó que la solución a este conflicto radica en que debe existir mayor presencia de la autoridad. “Tiene que haber un policía de punto fijo pero no van, todo eso lo tendría que solucionar Carabineros. La concesionaria no puede hacer nada, nosotros menos, porque cada vez que uno alega, casi nos pegan”, indicó junto con señalar que en las noches se ha constatado la presencia de más de 50 taxis (pirata). “A la 1 de la mañana no hay donde estacionar, ni siquiera nosotros podemos. Debe haber un punto fijo (policial), porque es un aeropuerto internacional”, enfatizó.

Regulación

El Aeropuerto de Punta Arenas cuenta con Certificación ISO 9001, el cual garantiza los niveles de atención al usuario a través de procesos operacionales, comerciales, de infraestructura y mantenimiento de la concesión, con estándares de calidad internacional, por lo que poner el debido cuidado en estas situaciones es primordial. De momento resta conocer la visión de las autoridades competentes en esta materia. Respecto de la concesionaria, se efectuó el procedimiento formal de contacto y se está a la espera de una eventual opinión en esta materia.

Cabe precisar que algunos de los taxistas no pudieron dar su opinión al momento del contacto sólo por motivo que se encontraban en recorrido.