Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Alrededor de 30 piezas óseas humanas fueron encontradas en isla al sur de Cabo de Hornos

Por La Prensa Austral miércoles 13 de septiembre del 2017

Compartir esta noticia
1.448
Visitas

En horas de la tarde del lunes, la fiscal de turno se comunicó con efectivos de la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) Punta Arenas, con la finalidad de solicitar la concurrencia de personal experto hasta la provincia Antártica, debido a que en la caleta Los Ríos de la isla Wollaston, situada al sur de Cabo de Hornos, tripulantes de una embarcación que se encontraba a unos 300 metros de la costa hallaron en la orilla numerosas piezas óseas, que inicialmente desconocían si corresponderían a restos humanos.

“Puntualmente lo que divisan ellos estando en la orilla del mar es una polera y al acercarse constatan que habían osamentas, pero no sabían si eran humanos o no”, precisó el jefe de la BH, comisario José Luis Lillo.

Tras el descubrimiento, los navegantes se contactaron con la Capitanía de Puerto, de Puerto Williams, quienes se trasladaron raudamente hasta el sitio del suceso verificando que el tipo de piezas óseas precisamente corresponderían a personas, por lo que se recurrió a la PDI para poder aclarar con más detalle este hallazgo.

Es por esto, que a primera hora de ayer peritos de la Brigada de Homicidios viajaron en un vuelo charter hasta Puerto Williams, con el propósito de traer los restos humanos a Punta Arenas, para que el Servicio Médico Legal efectúe el trabajo científico en conjunto con expertos del Laboratorio de Criminalística, con la finalidad de verificar a quién podría corresponder la osamenta hallada y establecer la data aproximada de fallecimiento.

“Puntualmente en hechos ocurridos en el sector de Cabo de Hornos tenemos varias presuntas desgracias de personas que han caído al mar cuando realizaban faenas de pesca, ha habido accidentes que se han suscitado cuando algunas embarcaciones se han quemado y sólo ha aparecido parte de la tripulación. Es posible que estemos hablando de algunos de esos casos y por lo mismo debemos realizar la extracción de una muestra para analizar el ADN, la que puede ser nuclear o mitocondrial, y requiere de ciertos requisitos para obtener esa muestra, como también las características de los familiares, dependiendo del tipo de ADN para poder obtener el patrón genético”, complementó.

En este aspecto, el comisario Lillo aseguró que más allá de la vestimenta hallada cerca de los huesos, no existiría ningún otro elemento que permitiera orientar la investigación. “No tenemos un cráneo, tenemos partes de otros huesos del cuerpo humano y se debe dilucidar, respecto a las características que presentan, para ver si es un hombre o una mujer. Las piezas óseas bordean las 30, pero se debe verificar si algunas de ellas están destruidas o fracturadas”, concluyó.

En este aspecto, el proceso de esta indagación será minucioso y demandará su tiempo para poder obtener los resultados, ya que tampoco hay presencia de tejidos blandos, los cuales podrían entregar un nivel de patrón genético diferente y más fácil de analizar.