Necrológicas
  • Leopoldo "Polo" Romero González
Manifestaron inquietudes a seremi de Educación

Apoderados de establecimientos municipales plantean revisar clases online y rechazan aplicación de prueba Simce

Por Cristian Saralegui domingo 24 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Representantes de las directivas de, al menos, 18 establecimientos estiman que un regreso a las aulas en el corto plazo
es inviable, ya que primero se deben realizar intensos trabajos en la infraestructura y seguridad para los estudiantes.

La pandemia del Covid-19 ha alterado la vida de todos. Ningún ámbito de la sociedad ha quedado inmune ante el paso del catastrófico virus. Y si hablamos de alteraciones, donde más se ha sentido es en la educación, principalmente de los niños y jóvenes.

Imposibilitados de salir de sus casas, no alcanzaron ni a manchar sus uniformes cuando se decretó el estado de emergencia sanitaria y debieron cambiar las aulas por sus habitaciones, salas de estar o livings. La pizarra fue reemplazada por la pantalla y los profesores, por sus madres y padres.

Cada establecimiento ha establecido su propio protocolo para desarrollar las clases con algún grado de normalidad, pero la realidad es diferente para cada uno de los estudiantes: algunos no cuentan con internet en sus casas, otros tienen que esperar que los papás dejen de trabajar de manera online para poder acceder al computador de la casa, otros deben compartir equipo con sus hermanos. Estos son algunos de los ejemplos de lo dificultoso que puede ser tener clases desde el hogar.

Más aún, las familias ya están empezando a experimentar el tedio y el estrés, por el prolongado tiempo de encierro, por más que la cuarentena se haya levantado.

Es así como los padres y apoderados han estado reuniéndose para unificar criterios y presentar sus propuestas e ideas a las autoridades de educación. En esa línea, representantes de, al menos, 18 establecimientos se reunieron de manera virtual con el seremi del ramo, Rodrigo Sepúlveda Tagle, para exponer sus inquietudes.

El presidente del centro de padres del Liceo Juan Bautista Contardi, Marco Aguila García, entregó algunos detalles de estos encuentros: “Queríamos saber los planes que tiene el Ministerio de Educación para el retorno a clases. Están claros que mientras las condiciones no estén, no van a volver. Se pidió un levantamiento de los colegios, sobre las condiciones más básicas, como el estado de los baños, de las llaves de agua, para que no sean un impedimento al momento de volver. También preguntamos cuál es el plan B en caso de que no pudiéramos volver y ese sería reforzar el sistema actual, de envío de guías y trabajo en casa. Está muy difícil hacer clases online, porque hay muchos colegios que no cuentan con acceso a internet y hay algunos planes, como que puedan retornar los cuartos medios a clases, para que puedan finalizar su año y prepararse para la PSU”, destacó el apoderado.

El seremi tomó nota de cada una de las preocupaciones que tienen los padres y apoderados y se fijará una nueva reunión para dilucidar algunas de ellas, posiblemente, la primera semana de junio.

Un sistema que ha llamado la atención del presidente del centro de padres de la Escuela Juan Williams, Patricio González Fernández, porque “la seremía y la Corporación optaron por comunicarse con los apoderados y no directamente con los colegios, y eso es raro, porque esperamos la respuesta del colegio más que de la autoridad, por la realidad de cada colegio. En la Escuela Juan Williams tenemos más de 500 alumnos y eso significa que en cada sala hay cerca de 39 como curso más grande, y no se pueden dividir las salas, no hay más”.

Las clases en casa

Sobre las clases online, específicamente en el caso del Liceo Contardi, Aguila indicó que solamente han estado con entrega de guías a través de la página web. “Los profesores dieron sus correos para que los chicos envíen sus consultas. La verdad, el sistema no ha funcionado muy bien y el seremi lo tiene claro, porque es difícil que los chicos se concentren en la casa, o que los papás tengamos los tiempos, porque trabajamos, para que hagan las guías o estudien, y también queda el vacío de que no todos los papás están preparados para apoyar en estas guías, porque no tienen todos los conocimientos. Si bien nadie estaba preparado para una pandemia de este tipo, pero la verdad es que el sistema no funciona muy bien. Hay niños que no quieren hacer las guías, están viviendo un bombardeo de informaciones por la televisión y redes sociales, se están empezando a estresar dentro del hogar y todo eso repercute”, lamentó.

A su vez, Patricio González, indicó que, en el caso de la Escuela Juan Williams, “más que clases online, hay entrega de materiales y contenidos online, a través de distintos medios, no hay una uniformidad. Cada profesor se adapta. Algunos envían por WhatsApp, por Facebook, han hecho correos específicos para cada curso. Han ocupado los medios que han tenido al alcance”.

En cuanto al acceso a internet, se encuentran como apoderados realizando un catastro de cada establecimiento, para entregar este insumo al seremi de Educación. En la Escuela Juan Williams, si no se puede acceder por la red, se han impreso las guías y se han entregado, al igual que los libros y otros materiales educativos.

Difícil retorno pronto

Sin embargo, una vuelta a las aulas requiere de una gran inversión en temas de seguridad sanitaria, por lo que está la posibilidad de utilizar los recursos de la Subvención Escolar Preferencial con este fin, ya sea para comprar mascarillas o artículos de higiene como realizar marcaciones de distancia, “y el tema de las salas, porque la mayoría de los colegios municipales tienen una sobredotación; tenemos 40 niños en una sala, que ni siquiera cumple con la normativa legal que establece que debe haber 1,3 metros cuadrados por cada niño, y en la mayoría no se cumple. Entonces estamos buscando algún acuerdo para dividir cursos, que tuviera clases un grupo un día y, al siguiente, otro y priorizando los ramos, que creo que esa será la base de lo que el Mineduc está pensando, que es abocarse a los ramos fundamentales, y si hay tiempo, los demás”, indicó Aguila.

No obstante, para Patricio González, “la opinión general de los apoderados, sabiendo que es complicado que los chicos estén tanto tiempo dentro de la casa, es que los chicos no irán hasta que esto tenga un nivel de control claro. Si bien ahora está más tranquilo, aún ni siquiera comenzamos el invierno, por lo que sabemos que en junio y julio no habrá clases para los chicos”, pronosticó.

A ello hay que sumar que, como la Escuela Juan Williams tiene un alto índice de vulnerabilidad, no todas las familias viven en condiciones óptimas, por lo que la ansiedad y estrés ya comienzan a ser patente en los niños, además “está la tensión de que muchos papás no tienen trabajo”, apuntó González.

No al Simce

Un tema donde sí hay discrepancias entre el pensamiento del ministerio con los apoderados, es la rendición de las pruebas Simce. Sobre ello, Marco Aguila sostuvo que “nos parece que no es lo correcto invertir tanto dinero en un Simce que va a arrojar lo que todos sabemos: que estamos mal, porque obviamente este año no hemos tenido clases, y el año pasado tuvimos un paro de tres meses. Pensamos que esos dineros podrían ser destinados a cosas más importantes y que el Simce se haga el próximo año, pero el seremi defiende la herramienta Simce”.

En ese sentido, Patricio González, opina que “eso quizás será para cumplir con alguien, pero en realidad, los estudiantes no tienen por qué darlo. No tiene ningún sentido. Es más, la Mesa Social Covid especificó claramente que las pruebas específicas que tienen que ver con la evaluación de los estudiantes no tienen ningún sentido implementarlas. No hay para qué gastar recursos e involucrar a los estudiantes en una prueba que, en la situación actual, no tienen ningún sentido”, recalcó.

Asimismo, en la línea de lo planteado por el Colegio de Profesores, el apoderado sostiene que los niños que tengan patologías de base no podrán retornar a clases presenciales, por el riesgo que corren. También el caso de los alumnos con necesidades educativas especiales.

Finalmente, otro tema que se consultó al seremi fue el porqué no se ha pagado el 100% de la subvención escolar, “sino que se está pagando un 83% siendo que estamos en una condición especial. No vaya a ser cosa que se quiera volver a clase, se haga todo y haya un paro de profesores porque no se les han pagado las imposiciones. Todas esas cosas hay que manejarlas”, concluyó el presidente del centro de padres del Liceo Juan Bautista Contardi, Marco Aguila.