Necrológicas
  • Otilia del Carmen Alvarez Ferraz

Casi en cien casos disminuyeron los adolescentes involucrados en delitos

Por R Martinez martes 2 de octubre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
242
Visitas

Una fuerte disminución en el ingreso de causas de responsabilidad penal adolescente se ha registrado en los primeros nueve meses de este año, en comparación a los índices de 2016 y 2017 en la Región de Magallanes, cifra que contrasta con lo que comúnmente suele instalarse en la opinión pública en materia de sensación de inseguridad.

Hasta el mes de septiembre se contabilizaron 89 casos a diferencia del año anterior, que se consignaron 182 en el mismo periodo, estableciéndose una reducción de -51%, mientras que en 2016 la estadística alcanzó los 124 casos hasta el noveno mes del año.

Según explicó el defensor penal público de adolescentes, Richard Maldonado, “es una tendencia que hemos venido constatando desde marzo o abril de este año y que se ha reflejado tanto en nuestra región como a nivel nacional. Creemos que es destacable y valorable, y es contrario a lo que se señala en la opinión pública en cuanto al aumento de las causas donde se ven involucrados adolescentes que sean infractores de ley o cometiendo delitos, porque en este caso las cifras demuestran todo lo contrario”.

El abogado agregó que esta reducción se explicaría por diversos factores que a su juicio han surgido efecto, los cuales van desde la efectividad de ciertas políticas públicas tendientes a resarcir los efectos negativos de los comportamientos de los menores de edad, hasta el entendimiento de las sanciones que se suelen imponer tras perpetrar los ilícitos.

“Primero, creemos que las sanciones que se están ejecutando y están cumpliendo los jóvenes están funcionando; segundo, el efecto disuasivo en cuanto a que otros adolescentes no cometan delitos por las sanciones que se imponen también es un factor que está operando bien; tercero, en Magallanes hay una realidad diferente a la del resto del país, Punta Arenas es una ciudad tranquila en cuanto a la comisión de delitos por parte de menores de edad en cuanto a los números se refiere”, argumentó.

Por otra parte, el profesional letrado explicó que lo que usualmente tiende a generar cierta sensación en la comunidad de que hay un aumento de casos se radicaría en un pequeño número de adolescentes que son reincidentes, acotándolos a un máximo de cinco menores, recalcando que solamente es un grupo reducido de lo que es la verdadera y actual realidad en la región más austral.

“Ahí es donde tenemos que apuntar para mejorar esa cifra, ojalá que no existiese, e intervenirlos desde el punto de vista de la educación, de los programas de tratamiento por consumo de alcohol y drogas, e incluso familiar, puesto que todos quienes son reincidentes presentan problemas de disfunción familiar o baja escolaridad, incluso existen indicadores de pobreza que hacen que en definitiva se vean involucrados una y otra vez en algunos ilícitos”, puntualizó Maldonado.