Necrológicas

Caso quemados: cinco años pasarán en la cárcel condenados por “Ley Zamudio”

Por La Prensa Austral miércoles 5 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Ayer se entregó la sentencia en contra de dos sujetos que la semana pasada fueron condenados en Porvenir, por quemar con agua hirviendo a dos personas, en enero de 2019.

La justicia sentenció a cinco años de cárcel efectiva (sin beneficios) a quienes la semana pasada fueron condenados en Porvenir por quemar con agua hirviendo, en enero de 2019, a dos personas, siendo invocada la “Ley Zamudio”.

Inicialmente la fiscal Wendoline Acuña acusó y llevó a juicio a Nelson Aguilar Gómez y a Juan Vilches Valdivia, como autores del homicidio simple frustrado en perjuicio de José Muñoz Vargas; y por lesiones graves en contra de Sergio Barría Calbuyahue.

Después de cuatro días de juicio, los jueces terminaron responsabilizando a los acusados de ser co-autores “de los delitos de lesiones graves, con la agravante de haber obrado motivados por la orientación sexual de el o los afectados”.

Esto la convierte en la primera sentencia de estas características en Punta Arenas.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, se mostró feliz por las víctimas y sus familias con esta resolución. “Este fue un ataque brutal, inhumano, que condenamos con toda nuestra fuerza.  Valoramos que al repudio social hoy se sume la justicia”, sostuvo el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

Recordó que “esta es la cuarta vez que se aplica la agravante de la Ley Zamudio por ataques homofóbicos. Esperamos que los tribunales sigan por este camino, pues en 6 años la agravante ha sido poco y nada aplicada. Esta es la primera vez que un fallo de este tipo ocurre en la Región de Magallanes”.

Agresión

Jiménez recordó que el “suplementero José David Muñoz Vargas (56) y su amigo, Sergio Segundo Barría Calbuyahue (41), fueron quemados con agua caliente por otros sujetos con quienes estaban compartiendo en el domicilio del primero, ubicado en  la calle José de los Santos Mardones de Porvenir”.

Y que “los agresores comenzaron a burlarse de las víctimas en razón de su orientación sexual, lanzando una olla con agua hirviendo a Sergio mientras se duchaba, tras lo cual logró escapar. En tanto, José fue encerrado en el baño y obligado a sumergirse en una tina con agua caliente”.

Muñoz Vargas fue atendido de urgencia en el Hospital Marco Chamorro Iglesias y después fue trasladado a la Unidad de Tratamientos Intermedios del Hospital Clínico de Punta Arenas y posteriormente, el 9 de enero del año pasado, a la ex Posta Central de Santiago.