Necrológicas
  • Eduardo Castro Mascareño
  • Norberto Seebach

Consejero Ríspoli denuncia que desapareció gran parte del mobiliario del albergue deportivo del IND

Por R Martinez domingo 9 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
1.157
Visitas

– El integrante del Consejo Regional sostuvo que funcionarios del Instituto Nacional del Deporte le indicaron que la anterior concesionaria que administraba el inmueble había abandonado el recinto y “se llevó todas las cosas”, estimando que la reposición total alcanzaría los $40 millones.

Luego de que hace algunos días se diera a conocer el deplorable estado en el que se encuentran algunas de las instalaciones del estadio Fiscal de Punta Arenas, a poco más de dos meses del inicio de los Juegos de la Araucanía, una problemática no tan reciente salió a la luz estos últimos días, la que está relacionada con las dependencias del albergue deportivo de dicho recinto, perteneciente a la dirección regional del Instituto Nacional de Deporte (IND).

La tarde de ayer, el consejero regional Antonio Ríspoli Giner denunció la misteriosa desaparición de gran parte del mobiliario que se encontraba al interior del inmueble destinado a hospedar a deportistas de otros lugares, asegurando que esta situación habría coincidido con la partida de la persona que tenía hasta hace algunos meses la concesión, quien se desempeñaba como administradora de dicho albergue.

Según indicó, en el mes de junio concurrió al lugar en compañía de los cores Antonio Bradasic y Andrés López, integrantes de la Comisión de Deporte del cuerpo colegiado, percatándose que en las habitaciones de dicho hospedaje faltaban los 48 catres con sus respectivos colchones, sábanas y frazadas. Además, en los baños no estaban algunos espejos, mientras que en la cocina había desaparecido la vajilla completa además del refrigerador. Misma situación en la sala de estar, donde ni el juego de living ni un televisor se encontraban en sus lugares de siempre.

Ante esto, Ríspoli relató a El Magallanes que consultó con funcionarios del IND tras conocerse esta situación, mencionándole éstos que quien estaba como encargada y que tenía el contrato para la administración del inmueble había abandonado el recinto y “se llevó todas las cosas”.

“Lo primero que le preguntamos a esta gente fue que, cuando esta persona se ganó la licitación, el IND tendría que haberle hecho algún inventario o un acta del mobiliario que le entregan, pero -según ellos dicen- no había inventario de esto. Cuando nosotros fuimos no había nada. Los del IND debían haber sido los primeros que tendrían que haber denunciado como correspondía”, acusó.

Debido a lo anterior, el consejero regional sostuvo que se llevó a cabo una cotización en una tienda comercial en torno a los costos del mobiliario faltante, estipulando que la reposición de todas las pertenencias alcanzaría una suma aproximada de 40 millones de pesos.

“Ese presupuesto yo se lo entregué al ex intendente Matheson y le expliqué lo que estaba pasando. El me dijo que iba a ver el asunto para conseguir los dineros con el fin de poder reponer el mobiliario porque estábamos con los Juegos de la Araucanía encima”, agregó, precisando que, poco más de quince días después, la ex autoridad fue destituida.

“Yo le informé a la intendenta María Teresa Castañón y ella me dijo que lo hable con la seremi del Deporte, Odette Callahan. Ella, que estaba en Natales, habló conmigo ayer (el viernes) para preguntarme qué era lo que pasaba y yo le dije que ella era la seremi y que ella tenía que saber”, complementó.

El Magallanes constató en aquel recinto la veracidad de los hechos, encontrando camarotes en casi todas las habitaciones, los que -según señalaron fuentes extraoficiales- fueron donados por una institución deportiva, debido a que el próximo viernes 21 de septiembre se llevará a cabo un campeonato nacional de básquetbol femenino, donde dos selecciones se quedarán en el mencionado albergue.

Consultado ante esta denuncia, el director regional subrogante del IND, Claudio Parada, aseveró que quien tiene la vocería en este asunto es la misma seremi Odette Callahan, la cual quiso ser contactada durante la tarde de ayer por este medio, sin que contestara su teléfono.